Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿COMPENSA AMORTIZAR ANTICIPADAMENTE UNA HIPOTECA?

Para sacar el máximo provecho fiscal a la compra de la vivienda y a la contratación de un préstamo hipotecario, Vd. debe analizar cuidadosamente tanto la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como su propia situación personal.

 

Andrés del Valle acaba de vender unos terrenos y se encuentra ahora con 30.000 euros en su cuenta corriente. Como es lógico, piensa cómo rentabilizar este dinero recién sumado a su patrimonio y, si es posible, pagar pocos impuestos. Así que piensa ¿dónde invertirlo? Andrés es aparejador y tiene un sueldo bruto anual de 40.084 euros.

En los últimos años ha ido haciéndose con una cartera de inversiones y productos bancarios variada que le está reportando en algunos casos ganancias y en otros pérdidas. Aprovechando que tiene que tomar una decisión con los 30.000 euros, se plantea rehacer también el resto de sus inversiones. Básicamente, su dinero se reparte de la siguiente manera:

1.- Cuenta corriente en la que tiene depositados los 30.000 euros.

2.- Préstamo hipotecario de 72.121 euros, a 20 años a un interés variable, que este año es del 4,5 por ciento.

3.- 12.000 euros en acciones de cuatro grandes empresas, que en los últimos dos años, a pesar de que la inversión parecía segura, le han supuesto pérdidas.

La duda de Andrés ahora es si amortizar anticipadamente parte de la hipoteca con los 30.000 euros de la venta de los terrenos. También se plantea vender las acciones que últimamente tantos quebraderos de cabeza, además de pérdidas, le suponen. Finalmente, decide liquidar las acciones.

Amortización anticipada de hipoteca Con los 42.000 euros resultantes de la venta de los terrenos y las acciones, en principio no le interesa cancelar anticipadamente la hipoteca teniendo en cuenta que la financiación para adquirir una primera vivienda goza de unas importantes ventajas fiscales.

En algunos casos, estas ventajas pueden convertir una declaración positiva (a pagar) en negativa (con derecho a devolución). Para sacar el máximo provecho fiscal a la compra de la vivienda y a la contratación de un préstamo hipotecario, Andrés debe analizar cuidadosamente tanto la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como su propia situación personal.

En la normativa se establece un porcentaje de deducción del 15 por ciento para las cantidades invertidas en la adquisición de vivienda habitual, con el límite aplicable de 9.015 euros. En el caso de Andrés, que compró su vivienda con un préstamo de una entidad de crédito, pudo deducirse durante los dos primeros años un 25 por ciento de los primeros 4.507 euros invertidos y un 15 por ciento de los 4.507 siguientes.

A partir del tercer año --él está en el sexto--, los porcentajes son del 20 por ciento y del 15 por ciento, respectivamente. Esto quiere decir que Andrés puede como máximo desgravarse 1.577 euros amortizando el máximo anual desgravable de 9.015 euros.

Como estamos hablando de un préstamo de 72.121 euros a 20 años, con las cuotas mensuales Andrés amortizará este año 5.472 euros, por lo que debería destinar 3.543 euros para completar el tope máximo anual y así aprovechar al máximo la deducción fiscal por amortización de hipotecas. Inversiones sin riesgo Para saber qué hacer con lo que le sobra de los 42.000, Andrés debería preguntarse si puede sacarle a su dinero una rentabilidad neta superior al tipo de interés real que está pagando por la hipoteca, menos del 3 por ciento, después de hacer cuentas con los intereses que paga y lo que le devuelve el fisco.

Actualmente es fácil conseguirlo, incluso con activos sin riesgo alguno. Por ejemplo, adquiriendo fondos de inversión garantizados a plazos superiores a un año se pueden conseguir rentabilidades superiores al 4,6 por ciento que, después de descontar el 18 por ciento de impuestos sobre las ganancias, quedaría un 3,11 por ciento neto. Algunas cuentas corrientes, con mínimas condiciones --como domiciliar la nómina o mantener un saldo mínimo-- aseguran superar ese 3 por ciento.

Los fondos de pensiones son, asimismo, una excelente opción que entraña poco riesgo y además, las aportaciones de capital a este tipo de fondos pueden deducirse también de la base imponible en la declaración fiscal.

Limitación de responsabilidad: Los contenidos de este sitio web se ofrecen a título meramente divulgativo basados en casos ficticios. Se recomienda que confíe sus finanzas a un asesor experto. Las opiniones, estrategias, escenarios o planteamientos aquí propuestos no representan la opinión ni son una recomendación de Microsoft.

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar