Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CLAVES PARA MANTENER UN RITMO DE TRABAJO CONSTANTE

"Mañana me pongo", "esta noche repaso", "aún me queda tiempo", cuántas veces nos hemos dicho esas frases para no ponernos, no repasar o no empezar nunca a estudiar para esos exámenes tan tediosos. Pues bien, aquí te damos unos cuantos consejos que pueden llevarte al éxito.

 

Se trata sobre todo de un problema de disciplina o mejor de autodisciplina, ya que somos nosotros mismos quienes debemos obligarnos a trabajar, nadie desde fuera puede hacerlo porque siempre encontraremos una buena excusa para no empezar y no sentirnos tan culpables.

  • Ponte a trabajar ¡ya!
    Deja de pensar que debes ponerte a trabajar y ponte ya, si lo que te impide hacerlo es que te sientes nervioso, distraído o no te sientes capaz de sentarte y permanecer quieto durante tanto tiempo, practica algún ejercicio con el que descargar parte de tu energía, como saltar a la comba, hacer algunas flexiones o correr, eso a veces ayuda.

    Procura tener un buen material para el estudio de manera que no tengas que levantarte diez veces antes de ponerte en serio; es fundamental sentirse bien sentado pero no tanto que nos quedemos dormidos a medio estudio. La luz también es importante, hay que ajustarla de forma que nuestra vista no debe sufrir mientras estudiamos.

     

  • Revisa el temario y haz una previsión de objetivos
    Esto significa que antes de ponernos en serio debemos hacer una previsión de los temas y del tiempo que tenemos hasta el examen y sobre todo, debe hacerse a corto tiempo. Por ejemplo, debemos tener claro cuánto temario podemos estudiar en un día, haciendo una previsión a tres meses como mucho, de esta manera sabremos dónde hemos de parar y si podemos darnos un poco de fiesta por haber terminado antes de lo previsto o si por el contrario, debemos decir "no" a esa copa con los amigos o a esa excursión. También es recomendable a largo plazo pensar en una gran recompensa que podemos darnos si todo sale bien.

     

  • Divide tus apuntes y libros de forma que resulten manejables
    Aunque parezca que esto no es importante, lo es a nivel psicológico ya que en muchas ocasiones sólo ver el libro que debemos estudiar nos echa para atrás. Sin embargo, si ese libro resulta dividido en tres o cuatro partes, resultará más fácil de llevar, de manejar y de estudiar.

     

  • Establece una hora y un lugar de estudio
    La mayoría de la gente funcionamos por rutina, hacemos las mismas cosas casi cada día y al final ya no nos planteamos qué debemos hacer a esta o aquella hora, sino que lo hacemos sin más. Pues de eso se trata con el estudio, establecer una hora, cada día la misma, de manera que igual que comer o dormir acabe formando parte de nuestras tareas diarias. Al principio no será fácil, pero si hacemos el esfuerzo de sentarnos a la misma hora diariamente pasada una semana ya formará parte de nuestra rutina habitual y nos será menos difícil aceptar que es la hora.

     

  • Establece descansos pero controlados
    Cada persona tiene una forma de ser diferente y así como hay gente que no necesita levantarse de una silla en tres horas las hay que no son capaces de estar media hora entera sin darse un respiro. Si eres de estos últimos, establece descansos pero siempre controlados con una alarma de reloj, en esos descansos puedes dar una vuelta cerca de casa para que te dé el aire y puedas fijar la vista a lo lejos para relajarte, hacer algún ejercicio, pero no caigas en la tentación de encender la televisión o empezar a comer por ansiedad, bebe agua, zumo o algún refresco light.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar