Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

DISCRIMINACIÓN LABORAL

Mujeres trabajando: salen del hogar a buscar un mayor ingreso para sus familias, para pagarse sus estudios, para ser independientes o para ser "cabezas de familia". La mayoría de las veces salen a un segundo empleo, ya que siguen desempeñando el trabajo doméstico, no remunerado y poco valorado en la sociedad actual.

 

Si bien es cierto que son cada vez más las mujeres que contribuyen al ingreso familiar, éstas se incorporan a un mercado laboral discriminatorio en el que, por lo general, desempeñan servicios auxiliares en los que no se les permite la toma de decisiones ni la planeación de proyectos propios. En otras palabras, su papel laboral es de apoyo, de servicio a los demás, tal como sucede en los hogares.

La ley aboga por una igualdad de derechos entre hombres y mujeres, entre los cuales se encuentran los derechos laborales. Pero en la realidad, los prejuicios y mitos sobre la capacidad y funciones sociales de la mujer discriminan su labor y se le relega a un papel secundario.

Casos comunes de desigualdad laboral entre mujeres y hombres:

- Cuando se le paga menos a una mujer que a un hombre en un empleo de la misma categoría y nivel.

- Cuando no se contrata o se despide a una mujer de un empleo por embarazo, por estar casada y/o por tener uno o más hijos que podrían ser pretextos para faltar al trabajo.

- Cuando se le niega un empleo por tener más de 30 ó 35 años de edad.

- Cuando no cubre el requisito de "excelente presentación" que implica ser esculturalmente delgada y seductora.

- Cuando se despide a una mujer por no ceder al hostigamiento sexual del jefe o compañero.

- Simplemente por ser mujer "y que con la menstruación se vaya a poner histérica y no quiera trabajar".

Toda mujer que trabaje fuera del hogar o que quiera hacerlo, debe saber que la Ley Paraguaya la protege en caso de discriminación laboral.

LEY Nº 213 - SECCION II - Del Trabajo de Mujeres - Artículo 128º.- Las mujeres disfrutan de los mismos derechos laborales y tienen las mis-mas obligaciones que los varones.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar