Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

LA SEXUALIDAD ES UNA FUERZA DE VIDA

Se considera que la sexualidad se refiere a las relaciones sexuales y a todo lo que las rodea. Y en realidad es mucho más que eso. Es más que el estar solo o estar acompañado; más que el tener o no tener pareja.

 

La sexualidad es una fuerza de vida que le permite al ser humano ser, crecer, desarrollarse y expresarse en el mundo, es una energía que lo hace capaz de relacionarse con su medio ambiente y con los demás.

Involucrar el cuerpo

Para poder aprovechar la energía sexual como fuente de vida, el individuo necesita recuperar la conciencia de su propio cuerpo. Hacerse consciente de su postura, de su respiración, de su forma de caminar y de moverse.

De las sensaciones de todo tipo que el cuerpo experimenta durante el día, placenteras unas y desagradables otras. George Feuerstein, doctor en filosofía y erudito en la tradición del yoga, piensa que la sexualidad consiste en recuperar la propia conciencia corporal más allá de cualquier relación sexual: “Es vivir todos los días, en y con el cuerpo entero y no meramente con la cabeza y con la mente; hay que dejar que hable el cuerpo y los sentidos y comenzar a escucharlos. Para poder estar en contacto con otra persona hay que saber primero estar en contacto con uno mismo”.

En la Edad Media la cultura árabe consideraba como una parte esencial en la vida todo lo que agradara a los sentidos. Crear un ambiente atractivo a la vista era una necesidad y no un lujo, y se otorgaba un interés especial a los aromas como inductores de la calma y como afrodisíacos.

Las personas tenían aguzado el sentido del oído y disfrutaban escuchar el canto de los pájaros y la música. Había un tiempo y un espacio dedicados ala comida, que no podía ser interrumpida con conversaciones que distrajeran el paladar de sus sabores, y hombres y mujeres cuidaban con esmero su piel para que sea suave al tacto.

Sexualidad, amor, intimidad. Por siglos y milenios se olvidó que los tres son elementos estrechamente ligados, que deben interactuar para conformar un ser humano –hombre o mujer- integral, cabal, en pleno ejercicio de sus capacidad orgánicas, mentales y emotivas para tener una vida plena y satisfactoria.

Para alcanzar este último objetivo hombres y mujeres cuentan con uno de los mayores regalos que les ha hecho la naturaleza: una ilimitada creatividad.

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar