Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

SEXO DE UNA NOCHE

En pleno siglo XXI todavía encontramos en la sociedad una doble moral que recrimina a la mujer que disfruta del sexo con diferentes hombres y ensalza al hombre que tiene aventuras con más de una mujer. La mujer debe ser discreta en sus relaciones mientras que el hombre se vanagloria de gozar de una vida sexual promiscua.

 

¡Ya está bien!, es momento de dejar a un lado la moralidad y empezar a hablar de respeto hacia uno mismo y hacia los demás, ¿acaso el hecho de mantener una vida sexual activa con diferentes parejas es algo irrespetuoso? Simplemente es la libertad de compartir un tiempo de placer con quien decidamos.

Mujer y hombre: diferentes frente al sexo de una noche
Lo que no se puede negar es que en general la mujer es más reacia a tener sexo de una noche, quedarse satisfecha y volver a buscar un nuevo amante. Las mujeres en general, no se acuestan con un hombre si no existe también una atracción a nivel sentimental, no solo actúa el puro atractivo físico, el deseo sexual. Lo cual no significa que quieran ligarse a ese hombre toda la vida, sino que no limitan su experiencia a una noche, les apetece repetirla alguna vez más.

Los hombres son más capaces de mantener relaciones sexuales con mujeres diferentes puesto que realmente lo importante es el momento de placer que les proporciona ese encuentro y fácilmente pueden encontrarlo en mujeres distintas, no sienten la necesidad de comprometerse sentimentalmente con ninguna de ellas. Hablamos siempre del colectivo, aunque de sobra sabemos que hay hombres que no siguen estas pautas y que pueden ser más sentimentales en ese aspecto que muchas mujeres.

Pero ¡cuidado! Porque en uno de esos fugaces encuentros podemos encontrarnos con el amor de nuestra vida, el flechazo de Cupido. Sin embargo, si bajamos a la tierra y hacemos caso de una encuesta que se realizó por el Departamento de Psicología Social de la Universidad Complutense de Madrid, éste demuestra que 1 de cada 6 personas que se consultaron sintieron esa sensación, el resto de gente encuestada o no se han enamorado nunca o se han ido enamorando poco a poco.

¿Existen reglas para saber ligar?
El hecho de sabernos atractivos y ser capaces de ligar, nos da una seguridad aplastante y eso nos facilita el camino. No se puede decir que haya unas pautas de comportamiento básicas para tener éxito con el sexo contrario, pero sí hay unos mínimos que podemos seguir:

  • Sé paciente, igual que puedes sentir una pasión que no te deja vivir, puedes perder esa sensación. Dale tiempo al tiempo.

  • Hay que mostrarse atractivo, eso se consigue teniendo seguridad en uno mismo, no es cierto que sólo tengan éxito los más guapos, hay complementos indispensables para resultar atractivos a nuestra pareja, como ser divertido, simpático o saber mantener una conversación interesante.

  • Saber seducir a nuestra pareja dejando escapar una caricia o un halago en un momento dado, no importa cuándo, en medio de una conversación o mientras andamos juntos.

  • Sobre todo si ya hemos conseguido atraer la atención de la persona que nos atrae y existe una relación incipiente es bueno que sepa que nos excita, que sentimos fuegos artificiales cuando estamos con él, no es aconsejable esconder los sentimientos.

  • Al contrario de lo que nos contaron nuestras madres, hay que aprender a disfrutar de nuestro sexo sin sentir vergüenza cuando nos excitamos o cuando deseamos a alguien, en el bien entendido de que sea la persona con la que queremos estar en ese momento y siempre sin entender esto como un alegato en favor de la promiscuidad.

Hay que respetar siempre la libertad sexual de los demás, hombres o mujeres, cuando en su mayoría de edad y en su libertad de actuación deciden sobre sus propios actos sin perjudicar ni violentar a nadie. Vivir y dejar vivir, esa es la máxima que hay que seguir sin atrevernos a criticar a nadie por su actividad sexual.

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar