Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿QUIÉN PONE EL PRESERVATIVO?

¡Quede claro que a mí no me ha pasado!. Me contaron que le pasó a la amiga de una conocida, ella estaba con su chico preferido y llegado el momento, viendo que él no tomaba la iniciativa, ella le dijo que se lo pusiera ¡ya!. El muchacho, un tanto azorado, rompió el envoltorio, lo desenrolló como si fuera un saco de dormir y... en fin, allí estaba aquel chico estupendo, dispuesto a ponerse el preservativo como si de un bonito calcetín de lanilla se tratara.

 

Mi pregunta fue: "¿Y ella qué hizo?", pues con toda naturalidad le dijo: "Creo que mejor te lo pongo yo". Y lo hizo, y se lo pasaron la mar de bien. Me pareció genial, porque nadie nace enseñado, y como una marca anuncia con gran acierto: "Sin ninguna vergüenza: el preservativo es un amigo".

Hay que desdramatizar la relación con este gran invento, conocerlo juntos, hablar con la pareja sobre cualquier duda que tengáis, el uno o el otro. Siempre tiene que haber una primera vez, y lo importante es que a esa le sigan muchas, y cada vez con menos temores o ansiedades.

Leer las instrucciones juntos durante el jugueteo amoroso puede darle un poquito de sal a la situación, para las tímidas/os, ahí van las instrucciones:

  • Abrir el envase con los dedos, no utilices nunca objetos cortantes.

     

  • Presiona con mucho cuidado la punta, para expulsar el aire, retira el prepucio y desenrolla el condón delicadamente sobre el pene en erección, antes de cualquier contacto con tu pareja.

     

  • Inmediatamente después de eyacular, aparta el pene sujetando el condón en su posición, para evitar que el esperma se escape.

     

  • Utiliza cada condón una sola vez.

     

  • Tira el condón a la basura, nunca al W.C., ni a ningún otro sitio.

     

  • En caso de rotura, si el condón es utilizado con la finalidad de prevenir el embarazo, es muy importante dirigirse a un Centro sanitario que realice funciones de Planificación Familiar antes de que pasen 72 horas.
     

El preservativo protege tanto de embarazos no deseados como de enfermedades de transmisión sexual, pero además le podemos buscar un componente lúdico adicional, si probamos los diferentes modelitos que aparecen en el mercado, con colores, formas, tamaños y protuberancias. La risa es relajante, lo que favorece las relaciones sexuales satisfactorias. Dejemos de ver al preservativo como ese elemento que "corta", familiarízate, quiérelo, ámalo, aprende a usarlo. Si a uno le cuesta ponérselo, pónselo tú. Entre los tres pasaréis ratos muy dulces.

Para conocerlos, nada tan divertido como visitar una condonería. Yo lo hice, y allí me encontré con un gran expositor, en el que tienen desplegados todos los preservativos, y así puedes ver el que más te gusta, te apetece o se ajusta a tus necesidades. Hay unos que llevan una cajita, para tirarlo en ella después de usarlo, muy higiénico. Otros llevan un adaptador, para cuando tienes mucha, mucha prisa, te facilita la colocación.

Hay unos muy monos, con cabezas de animales en la punta, son muy graciosos, pero no son profilácticos. Me encantaron unas bolas de cristal, como las que hay en las tiendas de caramelos, que contienen preservativos de diferentes sabores, tuti-fruti, chocolate, fresa, menta, lo que más te guste.

Existen unos "kit para una noche fuera" que consiste en un estuche que contiene un cepillo de dientes, pasta, un peine, un espejito, unas toallitas y 3 preservativos. Acepta doble carga, para los muy optimistas.

Puedes regalar unas bolsas con un chocolate y un preservativo. Lleva una inscripción con un dicho popular muy sabio: "Si no quieres usar el gomín, mejor te comes un chocolatín".

La vendedora, muy amablemente, me comentó que el público es muy variado, entran de todas las edades, sexos, en grupos, personas solas. Un dato a destacar es el hecho de que comprar, compra la gente joven, sean del sexo que sean, sin embargo, de la gente un poco más mayor, sólo compran los hombres... Visitad su página web, es muy divertida y a la vez educativa, su dirección es www.arsweb.com/condoneria.

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar