Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿EXISTE LA BISEXUALIDAD?

La pregunta que debemos hacernos es si existen personas bisexuales, y no como una disfunción, si no como una muestra más de los infinitos secretos que esconde el ser humano.
 

Siempre he pensado que realmente todos tenemos dentro un tanto por ciento determinado de ambigüedad sexual, que es posible que nos atraiga tanto una persona del sexo contrario como de nuestro sexo. Simplemente se daría que en unas personas predominaría una tendencia heterosexual y en otras lo haría una tendencia homosexual.

He disfrutado de enconados momentos de discusión frente aquellos que creen que eso no es posible, y que una persona devanee entre un sexo y otro sólo responde a básicamente dos posibles causas:

  • Que la persona se autoengaña, con el fin de reconocer la realidad de su tendencia homosexual real. Se supone que un gay o lesbiana es fácil que juegue a que también le gustan las personas del sexo contrario al suyo, de manera que esto les colocaría en una posición más cercana a la "normalidad" aceptada socialmente.

     

  • Otras opiniones siguen la corriente de un grado de degeneración y vicio total que absorbe, generalmente por el mundillo en el que se mueven, a personas con demasiadas experiencias frívolas y superficiales, que necesitan superar constantemente y esto les llevará a probar absolutamente todo lo que se les ofrezca o encuentren en su camino.
     

Yo no comparto ninguna de estas dos ideas, no porque no puedan ser ciertas, que a buen seguro lo son en más de un caso, pero creo que debe haber una mayoría anónima y rodeada de una vida muy vulgar(en el sentido de generalizada), con un trabajo, una familia, un círculo de amigos habituales y sin grandes aventuras en sus vidas. Y allí es donde aparecen esas personas que de pronto un día se ven inmersas en una atracción distinta de las que había tenido hasta aquel momento.

Hasta ese momento todo estaba claro, pero si he de ser sincera yo no conocía ninguna persona que se declarase bisexual, con lo cual todo eran pensamientos basados en la intuición de ver al ser humano como algo complejo, y a su sexualidad como un reflejo de su interior cambiante y sujeto a estímulos externos. Vaya, que después de haberme encontrado con muchas sorpresas en otros campos de mi misma, por qué no es posible que de pronto un día te des cuenta que alguien te atrae de una forma sexual, y que esa atracción es tan cierta como todas las que has vivido.

Entonces encontré un libro de Yoly Cassan, "El Juego del espejo"( Nihil Obstat Ediciones - Colección "El Hilo de Ariadna"). Es la historia de dos amigas que comparten todos sus secretos, y esa complicidad les lleva a sentir curiosidad por conocerse profundamente, en todas sus facetas. Necesitan hacer realidad esas fantasías eróticas a las que están acostumbradas a hablar abiertamente. Añadimos un marido que ama a su esposa a la vez que siente un gran cariño por la mejor amiga de ésta y ¡zas¡ ahí me tenéis, negando la credibilidad de la historia. No, hay algo que falla, no me lo creo, no son personajes de carne y hueso. ¿Pueden dos mujeres y un hombre, acostumbrados a verse durante años como amigos, traspasar tan fácilmente la barrera física?

¿Pueden personas adultas, centradas, con unos empleos y una vida ordenada dejarse llevar al unísono por un impulso y mantenerlo en el tiempo, a la vez que continúan con su ordenada vida como si no pasara nada?

En medio de mi incredulidad me descubro dudando, pensando que, aunque llevada al extremo, esta historia es una imagen más de lo que las relaciones entre personas pueden dar como resultado, y que el placer y el amor siempre son reales. Otra cosa son los motivos que los provocan y la verdad, ¿importan tanto las causas?

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar