Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

EL DECLIVE DE LA TESTOSTERONA

La medicina oficial lo repite sistemáticamente: no existe la comunmente llamada 'menopausia masculina' (o andropenia). Sin embargo, no puede dejar de reconocer un hecho físico: a partir de los 40 años, el organismo masculino produce cada año un 1% menos de testosterona (la hormona masculina por excelencia que también tienen las mujeres, aunque en menores porcentajes) y, a partir de esa edad, se producen cambios físicos y psicológicos en el hombre.

 

Y es que, para quien no lo sepa, esta hormona no sólo mantiene la producción de esperma, el impulso y la potencia sexual; controla también la masa y la fortaleza muscular y ósea, los niveles de energía, la distribución de grasa corporal e incluso el estado anímico.

¿Cuál es la diferencia entre la menopausia femenina y esa reducción en los niveles de testosterona que tiene lugar en los hombres? La respuesta está en la cantidad y el tiempo. En la menopausia femenina, la ovulación cesa y la producción de hormonas se desploma en un periodo de tiempo corto.

En los hombres, la caída hormonal ocurre de forma más gradual. De hecho, la mayoría mantiene los niveles 'normales' a lo largo de toda la vida (sólo el 20% de los mayores de 60 años tienen déficit real de testosterona).

Eso es, al menos, lo que establece la teoría oficial. Lo que las mujeres comprueban es que, a partir de los 50 años, muchos hombres sanos experimentan cambios que indican que 'algo ocurre', como la sensación de cansancio, la pérdida de masa ósea y muscular, la falta de apetito sexual. . .

A menudo, esos síntomas tienen que ver con el déficit de testosterona (hipogonadismo). En ocasiones, la terapia con esta hormona puede restaurar el deseo y las funciones sexuales, la fortaleza muscular, la masa ósea, la memoria y la capacidad de concentración, los niveles de energía. . .

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar