Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

ABORDAJE DE LOS PROBLEMAS SEXUALES

Los problemas sexuales pueden tener múltiples causas, pero casi siempre se manifiestan de manera indirecta. A los pacientes no les gusta ser explícitos a la hora de contar un problema sexual, y los especialistas normalmente detectan esta actitud.

 

La mayoría de los enfermos temen parecer tontos o maleducados, por el hecho de usar palabras "políticamente incorrectas", ya que no tienen ninguna manera mejor de expresar su problema. A veces, el médico puede encontrarse con que el paciente "da rodeos" en torno a algún tema de conversación banal o que el enfermo tiene una actitud defensiva y poco comunicativa.

El mejor consejo que se puede dar en este caso es ser lo más sincero posible y contar el problema tal y como es y no pensar que su problema es especial. Hay muchísima gente que acude al médico con quejas urológicas, insomnio, depresión, o dolor de huesos, y en realidad no se atreven a reconocer que tienen un problema sexual.

Puede ser útil definir primero un lenguaje común, con términos que el médico y paciente entiendan correctamente, así como facilitar al médico que realice una buena historia clínica y un examen cuidadoso. Es posible que su médico decida consultar a otro especialista (un urólogo y/o un ginecólogo) si detecta alguna causa tratable.

Otro aspecto importante es que el paciente ha de entender que el tratamiento debe basarse en dos pilares: el físico y el psicológico, y que ten importante es uno como el otro. A pesar de que el origen del problema sea físico, lo más probable es que tenga repercusiones psicológicas, que se deben tratar. Así, un tratamiento global tiene que tomar en cuenta ambos aspectos.

 

VER MÁS SOBRE SEXO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar