Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

LA FANTASÍA DE LOS CELOS

Lucía se había casado hacía poco más de un año, y ahora sufría porque suponía que su marido la engañaba con otra. Sus celos habían ido creciendo de manera insensible hasta llegar al convencimiento íntimo de que Raúl le era infiel.

 

¿Por qué Lucía proyecta estas fantasías sobre Raúl? ¿De dónde vienen? Aunque él le jure que no ha hecho nada, ella insiste en la idea. En última instancia, dice que da igual que se acueste o no con otras, porque está segura de que le es infiel con el corazón. No hay más que ver cómo mira a todas las chicas, aunque no se las lleve a la cama.

A Lucía se le ha desencadenado una fantasía de celos, cuyo origen está en su propia historia. Repite un drama amoroso del cual no es consciente, del que, por ahora, no se puede sustraer, y que tiene graves efectos en su relación de pareja. Si sigue así, podría llegar a destruirla.

OBJETOS AMOROSOS

Lucía fue una niña demasiado apegada a su madre. Sus padres dormían separados y ella nunca supo por qué, aunque no ignoraba que siempre se habían llevado mal. En su fantasía infantil, pensó que ella sustituía a su padre al lado de su madre. De esta forma, también eliminaba la ambivalencia que sentía hacia él, que para ella era un hombre que la había abandonado afectivamente.

El drama que vivió Lucía dentro de la relación de sus padres lo reedita ahora con su marido del siguiente modo: ella, que sigue fijada inconscientemente a su madre, cree (inconscientemente también) que al casarse con Raúl le ha sido infiel.

Se le rompe el corazón pensando que la ha abandonado. Entonces, desplaza a su marido ese sentimiento de engaño que siente hacia su madre y piensa que, si Raúl estuviera con otra persona, ella podría volver con su madre, que siempre estaría esperándola. Por si fuera poco, en esta sutil maniobra psicológica, culpa a su marido del abandono afectivo que le hizo su padre en su niñez.

La infidelidad que Lucía atribuye a su marido Raúl parte de esa fijación patológica hacia su madre. Ser fiel a ella como único objeto amoroso no conduce más que a engañarse a una misma. Lucía no podrá tener otros amores, ni se dará la posibilidad de sentirse querida por otro, porque ella tampoco sabe dirigir su deseo hacia nadie que no sea el primer objeto de amor de su infancia.

 

VER MÁS SOBRE PAREJAS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar