Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿POR QUÉ NOS SENTIMOS CULPABLES?

La culpa es un sentimiento que puede experimentar el ser humano en algunos momentos. Para Freud, el sentimiento de culpabilidad consciente (conciencia moral) es la expresión de la condena del 'superyó' sobre el 'yo'. Este 'superyó', resultado de las identificaciones del niño con sus padres, se relaciona con un ideal al que el 'yo' intenta adecuarse.

 

Asegura Sigmund Freud: 'Podemos adelantar la hipótesis de que gran parte del sentimiento de culpabilidad debe ser normalmente inconsciente, porque la aparición de la conciencia moral se halla íntimamente ligada al complejo de Edipo, que forma parte del inconsciente'. Son los deseos inconscientes de ocupar el lugar del padre al lado de la madre los que, una vez reprimidos, dan origen a la conciencia moral. El sentimiento de culpa, entre lo normal y lo patológico, entre lo consciente y lo inconsciente, radica en la relación entre el 'yo' y el 'superyó' y tiene un origen inconsciente.

EL ARREPENTIMIENTO
El sentimiento de culpabilidad, más allá de su exceso patológico, es a veces consecuencia justificada de un acto real, del que el sujeto se arrepiente. Si ese sentimiento no aparece tras una acción injusta, podemos decir que la persona carece de conciencia moral. Pero también hay quienes sienten culpabilidad sin que ningún hecho objetivo lo explique, y los argumentos que otros puedan proporcionarles no les sirven para abandonar su certeza. Otros pueden no sentirse culpables conscientemente y, no obstante, su proceder general estar marcado por autocastigos: fracasos, sufrimientos, etc.
Un tratamiento psicoanalítico apuntará a descubrir las claves de este padecimiento, liberando a la persona que lo sufre del peso de la culpa y favoreciendo el sentimiento de responsabilidad sobre su subjetividad: sobre sus fantasías y sobre sus actos.

SI SE CONVIERTE EN ENFERMEDAD
Hay dos afecciones psíquicas donde este mecanismo está exacerbado: la melancolía y la neurosis obsesiva. En ambas, el 'superyó' se vuelve especialmente severo. En algunos casos de neurosis obsesiva, el sujeto se rebela contra la supuesta culpabilidad, ya que no encuentra motivos conscientes para ese sentir, buscando ayuda en el especialista. En la melancolía, en palabras de Freud, 'el 'yo' se reconoce culpable y se somete al castigo', por lo que las dificultades que experimentan estos pacientes son mayores.

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar