Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

EL FRACASO

Todos, alguna vez en la vida, hemos tenido algún revés cuando queremos emprender algún negocio, en los estudios, con la familia, los amigos o la pareja, lo cual nos ha hecho sentir frustrados. El fracaso significa eso, cuando algo que emprendemos no nos sale como esperábamos.

 

¿Por qué fracasamos?
Fracasamos por muchas razones. La primera de ellas es porque en la medida en que crecemos, nos van enseñando a través de refuerzos negativos. Nos recriminan por nuestros errores, pero no nos premian por lo bueno que hacemos. Se nos castiga si reprobamos una materia en el colegio, pero no se nos premia por haber pasado las otras nueve. Así, se nos destaca cuando fracasamos y no cuando tenemos éxito. En nuestro trabajo, el jefe nos recrimina constantemente si por alguna circunstancia cometemos un error, pero no nos premia cuando llegamos temprano, hacemos nuestro trabajo bien y a tiempo o somos responsables. Esto nos va generando frustraciones que nos hacen sentir poco merecedores de reconocimiento y nos convertimos en fracasados crónicos.

También fracasamos cuando nos establecemos metas que están mucho más allá de lo que podemos alcanzar por el momento.

¿Qué Hacer?

Si un niño de un año de edad que está aprendiendo a caminar, deja de hacerlo porque en su primer intento se cae, nunca caminará.

Recordemos que errar es de humanos. Lo importante es que volvamos a intentarlo. No importa en qué campo aspiremos a desempeñarnos. Los principios son los mismos: Es necesario trabajar y esforzarse de forma constante y sostenida, aprendiendo todos los días. Precisamente, cometer errores hasta que conseguimos los procedimientos apropiados para que las cosas nos salgan bien.

Los actores ensayan con el propósito de aprender. Se cometen errores, se prueba de nuevo y se aprende. Sólo intentando con insistencia podemos aprender lo nuevo y convertirlo en una parte natural de nuestra forma de trabajar, de estudiar o de planificar para que las cosas nos salgan como queremos. Si observamos el trabajo de un verdadero profesional en cualquier campo, estamos viendo el resultado de innumerables horas de práctica. Nada viene sin esfuerzo. No interesa cuanto tiempo hayamos perdido creyendo que somos un fracaso. Nosotros mismos podemos comenzar a elaborar nuestro propio patrón de éxito. Todos merecemos tener éxito en cualquier aspecto de nuestra vida, debemos trabajar y esforzarnos para obtenerlo. ¡Levantándonos cada vez que nos caigamos!

"Si un niño de un año de edad que está aprendiendo a caminar, deja de hacerlo porque en su primer intento se cae, nunca caminará. Errar es de humanos. Lo importante al fracasar es que volvamos a intentarlo".

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar