Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

COMO REHACER TU VIDA TRAS UNA SEPARACION O DIVORCIO

A pesar de los problemas de alcoba, nos lastima separarnos. Porque no sólo el amor es lo que nos retiene en el pasado. El vacío de una etapa terminada, el dolor de la ausencia, la desilusión por un proyecto de a dos que quedó trunco, el miedo a volver a comenzar... todas son cargas extras a la del adiós.

 

Encima él ya tiene otra. Sucede que ningún amor es igual a otro, por eso es tan frecuente que una de las partes de una pareja quede más enganchada en la relación que la otra, incluso, habiendo conversado la separación. En general, se manifiestan dos reacciones muy comunes en quienes enfrentan la ruptura y, encima, ven cómo el otro rehace su vida. Una es la depresiva, la persona se aisla, se autoagrede comiendo poco o en exceso y deja la vida social encerrándose en su casa con las persianas bajas para que la penumbre refleje su estado interno. La segunda es la maníaca, se trata de un mecanismo de defensa por el que la persona que se siente rechazada niega lo que sucede escapándose. Sale todas las noches y ocupa su tiempo despreocupadamente para no sangrar por sus heridas. Evidentemente, ninguna de estas dos reacciones es sana. En estos casos, tanto el hombre como la mujer, deben permitirse un tiempo de duelo: momentos de tristeza lógicos ante pérdidas importantes.

¿A ellos les cuesta menos volver a empezar?
En líneas generales, podríamos decir que a ellos su estructura emocional les permite llenar vacíos más fácilmente que a nosotras. Esto no significa que no se sienten solos, sino que tienen menos pretenciones a la hora de matar la soledad. Tengamos en cuenta que, en general, ellos son los que se van de la casa. Su agujero afectivo es notable. En tanto, las mujeres se quedan en el ambiente donde funcionaba la pareja y, a veces, incluso siguen adelante con los hijos full time. Esto sin contar que, hoy por hoy, el sexo femenino canaliza gran parte de su energía en la realización profesional. Claro que a pesar de las obligaciones cotidianas, al ser predominantemente emocionales, las mujeres con frecuencia quedamos entrampadas en la relación. Otro punto importante que diferencia el duelo masculino del femenino está en las amistades. Los hombres no suelen hablar de temas íntimos con sus compañeros de trabajo, ni siquiera con sus conocidos entrañables. Esto les crea dificultades con su mundo interno, porque no ecuentran fuera de la pareja con quién compartir su vida. En cambio, nosotras tenemos por costumbre desahogarnos frente a otras congéneres, dispuestas a prestarnos una oreja comprensiva.

Cosa de hombres
Gran parte de los hombres prefiere estar mal acompañado a vivir en la soledad total. Buscan estar con alguien, aunque no satisfaga sus expectativas, con tal de llenar su falta. Sin embargo, cuando se tapa rápido un vacío no hay una buena decantación de la emoción. Por eso, ver a nuestro ex con alguien no significa necesariamente que haya dejado de amarnos (aunque en algunos casos es otra posibilidad). Las mujeres, en cambio, necesitamos relaciones estables y preferimos la soledad a las malas compañías. Además, no siempre quedamos enganchadas con nuestro ex por amor. Sentir herido nuestro ego, nuestra dignidad, afecta la cuota de narcizismo que cada ser humano posee.

Volver a amar
Convertir en oportunidad de crecimiento una crisis es el primer paso hacia la superación del problema. Es fundamental soltar al otro; dejarlo ir no sólo de nuestra vida, sino también de nuestro corazón para permitirnos una nueva oportunidad. Pero fundamentalmente, hay que hacer silencio interno para escuchar nuestros ritmos. Alternar momentos de tristeza con encuentros amistosos de distensión es parte de la primera etapa del duelo. Con el tiempo, las lágrimas serán cada vez más espaciadas y dejarán paso a la vida normal que somos capaces de retomar, aún estando solas. ¿Qué hay de volver a enamorarse? Después de una ruptura, sentimos que hemos perdido a alguien realmente valioso. Y si bien esto puede ser cierto, no significa que no exista alguien igual o mejor. Y aquí la autoestima juego un papel primario, una mujer que insiste en una relación que no funciona, no se siente valiosa. Hoy parece imposible, pero el tiempo ayuda y los buenos balances también a la hora de volver a empezar. Analizar a conciencia por qué fracasó la pareja, tachará estos errores de nuestra lista de "metidas de pata" para no volver a cometerlos. Y, si a la distancia el balance es positivo, siempre está la posibilidad de, café por medio, volver a conquistarlo.

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar