Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CÓMO DOMINAR LA ANSIEDAD?

La ansiedad es una emoción poderosa que nos puede dominar.  La ansiedad no nos deja concentrarnos, nos roba la paz interior y tiende a ponernos tristes o irritables.

 

Todos padecemos de ansiedad, pero a algunas personas esta situación las afecta mas.  La ansiedad tiene muchos orígenes, y muchos tratamientos.  En casos extremos los médicos recomiendan tratamientos a base de medicinas.  En la mayoría de los casos cada persona elimina o convive con la ansiedad de la mejor forma posible.

La ansiedad es muchas veces producto de la frustración debido a circunstancias que no podemos dominar, o que creemos que no podemos dominar.  En estos casos un re-enfoque de nuestros pensamientos ayuda a solucionar el problema.

En el caso de personas religiosas las oraciones ayudan mucho.  Si ponemos en las manos de Dios todas las circunstancias que nos están afectando y tenemos fe en Dios esto soluciona el problema.  Lo soluciona por la siguiente razón: no importa cuanto nos preocupemos por algo si esta en manos de Dios aunque el resultado no sea el que deseamos es la selección de Dios y lo mejor para nosotros.       

Si nos preocupamos le estamos diciendo a Dios que nosotros sabemos más que él porque nosotros sabemos que lo que el seleccione (si es contrario a nuestro deseo) no es lo mejor para nosotros.  Esto no es correcto si confiamos en Dios porque sabemos que lo que él seleccione es lo mejor.

Si las oraciones y la fe no contienen nuestra ansiedad debemos estudiarnos a nosotros mismos.  Debemos preguntarnos cuales son las causas de nuestra ansiedad, muchas veces no son aparentes.  En otras ocasiones las causas son dolorosas y no queremos reconocerlas.  En todo casa la honestidad con nosotros mismos es importante.  Una vez que sabemos cuales son las causas de la ansiedad debemos separar las causas que son reales y las que son imaginarias, como temores infundidos.  Una vez que tenemos las causas reales podemos analizar una por una y buscarles solución.

La mayor parte de las cosas tienen solución, muchas veces se necesita paciencia pero eso no significa que la solución no exista.  Habrán situaciones que se escapan de nuestro dominio, no tenemos control sobre ellas.  En este caso una actitud positiva ayuda y una actitud negativa entorpece.

Cuando las circunstancias están fuera de tu dominio no hay nada que tu puedas hacer.  Pero recuerda si decides el camino de la ansiedad estas atrayendo: 

  • Enfermedad, la ansiedad causa muchos problemas físicos

  • Infelicidad: la ansiedad causa irritación y no nos deja concentrarnos esto trae problemas con los seres amados.

  • Estas dejando que el tiempo pase y tus esperanzas y sueños no se convierten en realidad.

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar