Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

UN CAMINO EN BUSCA DE LA IDENTIDAD SEXUAL

Durante la infancia se realiza una elección del objeto amoroso como la que se pensaba propia de la pubertad: los impulsos sexuales se dirigen a una única persona, en la que buscan alcanzar sus fines.

 

La fase fálica, en la que se despliega el complejo de Edipo, se convierte en el bosquejo de lo que podrá retomarse como verdadera organización genital en la adolescencia. Esta fase culmina en el período de latencia, que separa así el 'primer empuje', que comienza entre los dos y los cinco años y se caracteriza por la naturaleza infantil de los fines sexuales, y el 'segundo empuje', que comienza en la pubertad y determina la forma definitiva que tomará la vida sexual.

El período de latencia o de detención de la evolución de la sexualidad, sucede al primer florecimiento sexual infantil. Se caracteriza por una disminución de la actividad sexual y la aparición de aspiraciones morales y estéticas. En él se desarrolla progresivamente la capacidad de sublimar. Surge con la declinación del complejo de Edipo y corresponde a una intensificación de la represión que provoca lo que se llama amnesia infantil, que abarca los primeros años.

El niño deberá recorrer un largo camino para poder asumir una identidad sexual. La heterosexualidad es una meta costosa y nunca asegurada del desarrollo psicosexual, ya que para Freud masculino y femenino son adquisiciones tardías, que resultan de un complicado proceso dentro del psiquismo marcado por las identificaciones.

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar