Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

AMISTADES PELIGROSAS

Elsa no encontraba amigos cuando los buscaba; ahora que no los busca, le salen al encuentro y ha establecido una red que le hace sentirse muy bien.

 

¿Cómo se ha producido este cambio? Curiosamente, empezó a fraguarse cuando Elsa se distanció de su amiga íntima, con la que había mantenido una relación tan intensa como poco saludable.

Le costó mucho trabajo y a veces se encontró sola, pero sentía que había crecido por dentro y que se había convertido en una persona mayor. Se sentía libre y tenía varios amigos con los que compartir intereses.

El proceso de separación de su amiga se produjo a la par que Elsa empezó a enfrentarse a su madre, con la que mantenía una relación de excesiva dependencia.

Esta relación estaba fomentada por un padre que, inseguro y ausente, no le daba a su hija un punto de apoyo que le sirviera para salir de la exclusividad materna.

Elsa encontró en Ana alguien con quien compartir secretos y en la que apoyarse para pensar que salía del circulo familiar. No era cierto.

Ana, que envidiaba a Elsa, pasaba mucho tiempo en casa de su amiga y sus padres la consideraban de la familia.

Elsa no se sentía bien después de hablar con Ana, porque ésta le decía constantemente lo que tenía que hacer. La trataba como si fuera una niña.

Elsa había transferido a su relación con Ana la forma que tenía de relacionarse con su madre. La rivalidad y la envidia estaban negadas en ambas, y sólo cuando Elsa se dio cuenta del rencor que le producía el sometimiento a su madre, fue capaz de romper.

Este año había planeado celebrar el año nuevo fuera de la ciudad. Sentía que estrenaba algo dentro de sí misma, quizá una libertad que antes no podía sentir.

Lamentaba haberse alejado de Ana, pero era necesario, sobre todo, porque ésta no estaba dispuesta a reconocer la rivalidad que había entre ambas.

Una amistad perdura si las dos partes están dispuestas a ser tolerantes con los fallos propios y con los del amigo.

 

VER MÁS SOBRE PSICOLOGÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar