Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DE NIÑOS

Aunque aún no se sabe su origen, el síndrome de muerte súbita en lactantes es la causa de muerte más común en bebés de hasta un año de vida. Aunque no se puede prever, existen recaudos que los padres pueden tomar para reducir los riesgos.

 

"El síndrome de muerte súbita en lactantes (SMSL) es la causa más frecuente de mortalidad infantil entre los 30 días y los 12 meses de edad en los países desarrollados”, afirma el Doctor Alejandro Jenik, médico del Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires y especialista en el tema.

El SMSL se define como la muerte de un niño que es inesperada por su historia y en la cual los estudios post-mortem no demuestran una adecuada causa de la misma. A pesar de las investigaciones realizadas en los últimos 20 años, todavía no se ha logrado especificar su causa.

“El SMSL es más común entre los 2 y 5 meses de edad. Alrededor del 80 por ciento de las muertes ocurre entre el primer y sexto mes. Entre los 6 y 12 meses ocurre el 15 por ciento de las muertes y luego del primer año de vida del niño tan solo el 5 por ciento de ellas”, explica el Dr. Jenik.

Alrededor del 60 por ciento de los niños fallecidos por el SMSL cursan infecciones respiratorias banales, aunque estas no prueban ni justifican la causa de la muerte luego de un minucioso estudio post- mortem. Además, no existen signos de alarma que puedan predecir el SMSL.

El Dr. Jenik afirma que “el riesgo del SMSL aumenta considerablemente cuando el niño duerme en la posición prona (boca abajo). Más de 19 trabajos científicos demuestran que el riesgo aumenta entre 1.2 y 14.1 veces cuando el bebe duerme boca abajo”, contrariando el mito de que dormir boca abajo es más seguro para el bebé.

El detonante del fallecimiento de éstos niños se desconoce, aunque se cree que algunos niños nacen con “riesgo”. Si los mismos se encuentran en un “ambiente seguro”, entonces los factores que desencadenan el inicio del mecanismo de la muerte en éstos niños vulnerables desaparece.

El citado “ambiente seguro” estaría dado por diversas circunstancias, como el dormir en posición supina (boca arriba), mantener al bebe en una atmósfera libre de cigarrillo, tanto antes como después de nacer, evitar que el bebé duerma con la cabeza cubierta y evitar tanto la hipertermia como la hipotermia del lactante.

“Los dos aspectos de prevención más importantes en el caso de la muerte súbita en bebés son la posición boca arriba para dormir, que reduce el riesgo en un 50 por ciento, y el mantener al niño alejado del humo del cigarrillo”, concluye el Dr. Alejandro Jenik.

 

VER MÁS SOBRE PEDIATRÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar