Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

RONQUIDOS, SONÁMBULOS Y PESADILLAS EN LOS NIÑOS

 

Mi bebé ronca

Aunque suene raro, el ronquido en los bebés es un problema mucho más frecuente de lo que se cree. En esos casos, el sueño suele alterarse debido a los ruidos y sobresaltos que producen los ronquidos.

Las causas más comunes se remiten a lo orgánico. Es importante chequear si los ronquidos se deben a una inflamación de las amígdalas o de las adenoides. En muchas ocasiones, los ronquidos pueden producir sobresaltos o apneas del sueño (pausas respiratorias).

Si bien esto no representa un peligro para los niños, les interrumpe el sueño y a la larga, pueden sufrir algunos trastornos de conducta. Este tipo de trastornos los sufren en general, los niños muy inquietos o hiperactivos.

Las pesadillas


Muchos pequeños sufren pesadillas o sueños terroríficos durante la noche. Como cualquier sueño, las pesadillas ocurren durante la etapa de más intensidad del sueño conocida como REM.

Esto ocurre generalmente en el período que se extiende a partir de la hora y media de haberse quedado dormido, aproximadamente.

Las pesadillas si son muy intensas pueden llegar a despertar a tu hijo, quien seguramente buscará tu consuelo.

Los terrores nocturnos

Se diferencian de las pesadillas porque los terrores nocturnos no ocurren en la etapa REM del sueño, sino durante el primer tramo del sueño.

Si bien se desconoce la causa concreta, se cree que estos terrores están relacionados con ciertos estados de pánico.

Durante el terror nocturno, el niño suele despertarse abruptamente y llora horrorizado mirando muchas veces a un punto fijo en su habitación sin mucha conciencia de qué es lo que está ocurriendo.

Este trastorno del sueño suele preocupar mucho a los papás porque no saben qué hacer en ese momento.

En este caso, como en muchos otros, abrazarlo y mimarlo será suficiente para apaciguar la desprotección y el miedo que el niño siente. Al igual que las pesadillas, es muy común que el niño no recuerde nada de lo que ha sucedido durante la noche.

Los sonámbulos
Durante los períodos de sonambulismo, los pequeños pueden levantarse, sentarse y hasta caminar, sin tener conciencia de lo que están haciendo, a pesar de que generalmente están en todo momento durante estas acciones con los ojos abiertos.

Tampoco recordarán nada de lo sucedido una vez que se despierten. El sonambulismo, que tiene un fuerte componente hereditario, puede presentarse a cualquier edad y puede darse en forma frecuente o en forma esporádica.

Piernas movedizas

Los niños que padecen este trastorno, suelen mover bruscamente las piernas en mita de la noche.

Son los famosos pateadores, que en algunos casos, lo hacen con tanta intensidad, que pueden llegar a sentir dolores musculares en sus miembros durante el día, debido a la actividad física que realizaron durante la noche.

La causa de este problema es desconocida y a diferencia de las pesadillas, terrores o sonambulismo, es común que se produzca todas las noches, para infortunio de los padres que comparten la cama con estos niños inquietos.

 

VER MÁS SOBRE PEDIATRÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar