Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

DEJO A MI HIJO EN CASA O EN LA GUARDERIA?

Después del primer cumpleaños tu hijo parece tener un solo objetivo: aprender. Querrá comer solo, andar y correr, hablar como los mayores, vestirse solo... La labor de los padres como educadores será esencial durante esta etapa y juntos tendréis que hacer frente a acontecimientos tan importantes como el inicio de la guardería, es el momento de estar a su lado y ayudarle a crecer.

 

Dónde dejar al niño ?


Cuando la mujer se incorpora al trabajo suele aparecer este dilema: ¿dónde dejamos al niño, en casa con una cuidadora o en la guardería?. La pregunta suele llegar hasta los pediatras que también tienen opiniones muy dispares.

Algunos creen que es un error introducir al niño en la espiral de la educación antes de los tres años. Para otros, esta etapa es clave en el desarrollo del niño y, por tanto, hay que motivarle a través de profesionales y con métodos adecuados.

De cualquier manera, la escuela infantil o la guardería ya no es un lugar donde "guardar" al niño mientras los padres trabajan. Actualmente, todos los centros se conciben como un lugar donde iniciar el aprendizaje.

La cuidadora
Ventajas

El niño no sale de casa y no cambia de entorno. Además, tiene la atención exclusiva de la persona que lo cuide. Se evita en gran medida el contagio de enfermedades infecciosas.
Desventajas
Debe ser una persona de total confianza y con experiencia en el cuidado del bebé, con capacidad para reaccionar en situaciones difíciles.
El niño, a medida que va creciendo, puede aburrirse en casa y sentir la falta de motivación de otros niños.

La guardería
Ventajas

Potencian el desarrollo psicomotor del niño con técnicas llevadas a cabo por profesionales.
Al convivir con otros niños inicia antes su socialización
Desventajas
Obliga a desplazar al niño a primera hora de la mañana y a permanecer muchas horas fuera del ambiente que le resulta más familiar.
Entran en contacto con agentes infecciosos que les pueden causar muchas enfermedades, no graves, pero que suponen un trastorno para él y para los padres.

¿Le tratarán bien?

Tanto si se queda en casa como si va a la guardería, es normal que te preocupes por la atención que va a recibir tu hijo. No sólo es normal que el primer día te vayas llorando sino que es tu deber exigir que el niño esté atendido en todos los sentidos, incluido el afectivo.
Además de la limpieza, una correcta alimentación y un cuidado constante, es necesario que el niño reciba muestras de cariño y ternura. Sus necesidades afectivas son tan importantes como las biológicas, por eso hay que procurar que tenga cariño a su cuidadora. Por ejemplo, una buena señal es que le eche los bracitos cuando les vea, o que muestre su cariño hacia ella.

Los padres deben mantener una buena relación con el personal de la guardería o con la cuidadora. Los niños acabarán queriendo mucho a su cuidadora, y es importante que la relación con ella nunca se plantee como una relación de rivalidad.

La mejor edad para la guardería

Depende del niño y de las necesidades de los padres. Muchos pediatras recomiendan que no se les saque de casa hasta los 18 meses para facilitar el contacto con los padres y para prevenirlos de las enfermedades infecciosas y contagiosas al menos durante el primer año.
Otros recomiendan alargar esta etapa hasta los tres años. Sin embargo, las necesidades de los padres suelen provocar que la decisión de llevarle o no al colegio se tenga que tomar a los cuatro meses del nacimiento, más o menos cuando se termina la baja maternal.

¿Qué debemos pedir?

A la hora de llegar a un centro infantil, debemos tener claras las cosas que tenemos que exigir:
• Una correcta formación por parte del personal educativo.
• Un lugar apropiado y seguro, suficientemente grande para que los niños no se sientan agobiados y suficientemente confortable para que puedan dormir a gusto, jugar y comer.
• La escuela debe explicar a los padres cuáles son las actividades que van a desarrollar los niños en cada momento.
• Es importante que se exija un periodo de adaptación. Es decir, los primeros días tendrás que llevarle solo unas horas, ir aumentando el tiempo poco a poco hasta que cumpla ya el horario establecido.

 

VER MÁS SOBRE PEDIATRÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar