Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

BRONQUIOLITIS EN LOS NIÑOS

Es una infección respiratoria aguda, frecuente en niños menores de 6 meses. Se presenta con mayor incidencia entre los 3 y 5 meses. Se produce cuando se inflama y se cierra el orificio del bronquiolo, que se encuentra al final de los bronquios.

 

Es una enfermedad viral que producida por varios tipos de virus, como el sincitial respiratorio que afecta en caso un 90% de los casos, también el adenovirus, el virus parainfluenza y el rinovirus entre otros.
Se la considera casi epidémica porque es muy contagiosa y se esparce en el ambiente por lo general al comenzar el otoño o en pleno invierno.

 ¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS?


Casi siempre comienza con rinitis (mocos de la nariz), luego hay fiebre, tos ronca y un grado variable de dificultad respiratoria, llanto e irritabilidad, especialmente porque el niño no sabe expectorar. Luego se escuchan flemas en el pecho que se movilizan con la respiración y, en los casos mas graves, puede haber chillidos en el pecho y hasta dificultades respiratorias que pueden producir un lee tinte cianótico (boca azulada), aleteo nasal intenso y entradas de la piel a nivel del tórax cuando el niño respira hondo.


TRATAMIENTO

Lo que se debe hacer. El carácter agudo y angustioso de esta enfermedad, produce gran inquietud en los padres, por eso se recomienda:

• Guardar la calma, y consultar precozmente al pediatra.
• Bajar la fiebre con paracetamol o ibuprofeno (si pasa los 37.5 grados tomados en el recto por espacio de 1 o 2 minutos). También se lo puede ayudar con baños de agua tibia o templada. De persistir se pueden utilizar supositorios.
• Hacer que el niño se desprenda de las flemas masajeándole el pecho y aplicando golpecitos muy suaves. Aspirar de la nariz los mocos que obstruyen la respiración utilizando una perita de goma.
• Hacer nebulizaciones cada 6 horas. Es una de las formas mas naturales y eficaces de un inmediato alivio de las vías respiratorias.
• Lo ideal es que la humedad ambiente sea de 90 % o mas, esto se logra mediante un vaporizador de ambiente o bien hirviendo agua y dejando que se evapore. Pero es importante airear por lo menos una vez al día la habitación del niño de modo a que las gotitas de vapor no produzcan hongos.
• Sanear el ambiente evitando ropas amontonada, polvo de muebles y peluches.
• Alimentación liviana y evitar la deshidratación.
• Seguir las indicaciones del medico, sin cortar las dosis de medicamentos antes de lo establecido, aunque haya una mejoría en el niño. Recuerde que las recaídas son peores porque las defensas están bajas y otros virus pueden sobre agredir al bebe quien se encuentra mas vulnerable.

LO QUE NO SE DEBE HACER

• No medicar por si solo a los niños.
• No abrigar demasiado al bebe, lo ideal es que lleve ropa que no lo haga sudar porque eso le causa mayor enfriamiento. El mejor termómetro para saber si el bebe tiene frío son sus manos, pies e incluso su nariz.
• No lleve al bebe a lugares hacinados, tampoco donde hay personas con tos.
• Si los padres o encargados están resfriados lo mejor es que utilicen un tapabocas.

 

VER MÁS SOBRE PEDIATRÍA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar