Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CÓMO POTENCIAR TU FERTILIDAD?

¿Sabías que evitar los hidratos de carbono refinados, ponerse manos a la obra en invierno o tomar aceite de girasol te ayudará? Te descubrimos esto y mucho más.

 

Tomar la decisión de tener un hijo no es coser y cantar. Debes seguir unas pautas que te facilitarán la cruzada para conseguir un embarazo rápido, sano y seguro:
Lleva una dieta equilibrada En cada comida deben estar presentes grasas, carbohidratos y proteínas. Consume un 30% de grasas, incluyendo ácidos grasos esenciales para favorecer la formación de las membranas celulares –los óvulos y los espermatozoides también son células–. Un 40% de hidratos de carbono porque son una fuente de energía fundamental para el funcionamiento celular. Pero evita los refinados –pan blanco, pasta, dulces y bollería industrial–, ya que pueden crear resistencia a la insulina, lo que produce a su vez, un deterioro de la fertilidad. E ingiere un 40% de proteínas animales por su aporte de hierro.

Toma suplementos Evita la oxidación celular y la formación de radicales libres tomando 400 mg de vitamina E al día. El aceite de girasol también es rico en esta vitamina. Para prevenir defectos en el tubo neural del feto, como la espina bífida, toma 400 mg de ácido fólico diarios. Una ingesta de 600 mg de calcio y 100 mg de hierro al día te ayudarán a luchar contra las anemias. Y no olvides ingerir de 25 a 50 mg de vitamina C al día por su papel antioxidante. Lo mejor es que te hagas con un complejo polivitamínico que los contenga todos.

Mantente en tu peso Averigua el peso idóneo a tu estatura en cualquier báscula de farmacia. Mientras te mantengas en un índice de masa corporal entre 20 y 24 todo va bien. Sin embargo, tanto la obesidad como la delgadez extrema pueden producir trastornos en la ovulación.

Haz ejercicio moderado Practicar yoga y  tai-chi es muy recomendable porque, además, te enseñarán a respirar correctamente. Pero el ejercicio duro y en exceso está contraindicado ya que puede llegar a alterar la ovulación. Pasear 30 minutos diarios es suficiente.

Limita el consumo de alcohol Parece que las bebidas alcohólicas reducen las posibilidades de concebir. Los alcoholes de destilería son los más nocivos porque acaban dañando el hígado –órgano principal de la síntesis de proteínas–, mientras que el vino, que contiene taninos antioxidantes, o la cerveza, rica en vitamina E, serían los menos perjudiciales.

Deja de fumar El tabaco afecta a la circulación arterial y esto, a su vez, altera la vascularización del útero. La consecuencia: tanto el implante como el crecimiento del embrión en el útero se hacen más difíciles. Si no puedes dejarlo reduce el consumo a tres o cinco cigarrillos, que es la cantidad de nicotina tolerable por el cuerpo, según los expertos.

Evita los excitantes Tanto la cafeína como la teína o los fármacos que las contienen –orales o de uso tópico– son excitantes. Estos suben la tensión arterial y pueden llegar a producir efectos tóxicos en el embrión una vez implantado.

Mantén una higiene correcta Es mejor darse una ducha que tomar un baño para evitar infecciones vaginales. Utiliza siempre un jabón con pH neutro. Y antes de ir a por el bebé usa siempre preservativo, para evitar enfermedades de transmisión sexual que pueden producir infecciones y, a la larga, obstrucción de las trompas.

CONSEJOS PARA TU CHICO
 

Evitar el alcohol y el tabaco
El alcohol y el tabaco afectan a la producción y motilidad de los espermatozoides. Si tú también fumas, ésta es una oportunidad para que ambos dejéis el hábito.
Reducir el consumo de hidratos de carbono refinados El consumo continuado de pan blanco, pasta, dulces y bollería industrial pueden crear resistencia a la insulina y, como consecuencia, producir un deterioro de su fertilidad.

Practicar sexo de diciembre a marzo Según un estudio de la Clínica Tambre, las cifras más bajas de espermatozoides se registran entre los meses de abril a septiembre, coincidiendo con el aumento en las horas de luz. Así, las posibilidades de concepción aumentan en invierno.


EMPIEZA LA CUENTA ATRÁS
 

Seis meses antes de intentar concebir
Debes acudir a tu ginecólogo para superar una rigurosa revisión que incluya citología, ecografía y exploración mamaria, para descartar miomas, quistes ováricos, infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Además tienes que realizarte una analítica para ver tus niveles en sangre de hierro, calcio y defensas. Y, de no estar ya inmunizada, tendrás que vacunarte ahora de la rubéola. Esta enfermedad podría ser peligrosa una vez estés embarazada.

Si estás tomando antibióticos consulta con tu médico si puedes seguir haciéndolo, ya que estos fármacos pueden alterar la flora vaginal. Practica actividades o métodos que te relajen con el fin de huir del estrés, la ansiedad y la depresión. El hipotálamo es el director de orquesta de la fertilidad, manda al ovario producir hormonas sexuales y puede verse alterado por alguno de estos trastornos.
 
Tres meses antes de lanzarse
Con un nivel de fertilidad normal tardarás de uno a tres meses en quedarte embarazada. Si tomas la píldora te costará más porque la recuperación ovular es más lenta: te llevará de dos a tres meses volver a ovular con normalidad. Así que deja de tomarla cuanto antes. Mantén relaciones sexuales frecuentes. Lo ideal es que sean de dos a tres a la semana. Ten en cuenta que tu periodo de máxima fertilidad se enmarca entre el octavo y el décimo sexto día del ciclo. Un truco: cuenta ocho días desde que empiezas la regla. Ese sería tu primer día de máxima fertilidad y a partir de aquí suma ocho días más.

Si no logras el embarazo
Si llevas más de seis meses intentándolo sin resultado y tienes más de 35 años acude a un especialista en reproducción asistida. Si tienes menos de 35 años, puedes esperar hasta un año antes de acudir.

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar