Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

OCTAVO MES DE EMBARAZO

En este mes se pueden percibir fácilmente los movimientos de mis brazos, cabeza y piernas y poseo una actividad sensorial cada vez más desarrollada debido al rápido crecimiento de mi corteza cerebral. Mis ojos son mucho más sensibles a la luz y mis oídos a los sonidos violentos.

 

Bebo líquido amniótico continuamente, siendo así como entreno mis papilas gustativas que ya son capaces de distinguir los sabores, y mi aspecto mejora considerablemente pues mis formas se redondean y mi color rojizo deriva hacia el rosa, ya que la piel se hace más gruesa y menos transparente. Mi estómago e intestino funcionan perfectamente y a partir de ahora recibo a través de la placenta muchos anticuerpos producidos por mamá.

En este mes mamá también ha engordado dos kilos, en total lleva nueve. La cara se le ha puesto más redonda, el ombligo le sobresale y se siente más cansada. Las curvas de las caderas le han aumentado porque se ensanchan las articulaciones que mantienen unidos los huesos de la pelvis, pero esta transformación aunque no guste estéticamente es necesaria para permitir mi paso. ¡Pobre mamá!, y es que cada vez se nota más pesada. Ya tiene ganas que llegue el gran momento aunque yo también tengo ganas de salir. Ya falta poco.

Ha tenido otra revisión ginecológica y el médico le ha dicho que va todo muy bien y está todo correcto. También le ha mandado hacer un cultivo vaginal para detectar posibles infecciones.

A mamá cada vez le duele más la espalda y tiene mucha sensación de pesadez. El estreñimiento se le ha acentuado más ya que ciertas hormonas femeninas como la progesterona tienden a relajar el intestino y a hacerlo más perezoso y durante el embarazo los niveles de esta hormona son elevados, si a ello le sumamos la presión que ejerce el útero sobre el intestino es normal que esté estreñida.

Durante este mes papá se ha dedicado a hacer el recorrido del hospital para saber el camino más corto y rápido para poder llegar no sea que en cualquier momento yo dé la sorpresa.

Tercera ecografía
Se la hizo en la semana 35, en ella se obtienen datos como colocación del feto y de la placenta, así como si ya estoy encajado y listo para salir. Si esta ecografía sugiriera que la cabeza del feto es demasiado grande para la pelvis de mamá, puede realizarse una radiopelvimetría (para evaluar si será necesaria una cesárea)

En esta ecografía también examinan de nuevo el tórax, hígado, vesícula biliar, riñones... Ya han dicho a mis padres que soy niña porque se veía perfectamente. Tendríais que haber visto la alegría que se han llevado porque desde el primer momento querían que fuera niña, hasta tenían el nombre elegido desde el principio. Lo han celebrado por todo lo alto aunque estoy segura que si les hubieran dicho que soy niño no hubiera pasado nada. Lo importante es que todo salga bien. Mi peso según esta ecografía es de 2571 gramos.

Por este mes no hay nada más que contar, os espero el próximo mes ya en la recta final.

Sigue el embarazo mes a mes

 
1 2 3 4 5 6 7 8 9
 

VER MÁS SOBRE EMBARAZO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar