Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿EN QUÉ CONSISTE EL PARTO EN EL AGUA?

Las madres que han pasado por esta experiencia aseguran que disminuye el dolor y la duración del parto.

 

Con los avances de la medicina se ha ido perdiendo la intimidad y la comodidad para la futura mamá. Durante muchos siglos la postura por excelencia había sido en cuclillas, la cual se cambió por una posición horizontal con la llegada de la figura del médico. Desgraciadamente esto no se hizo para proporcionarle a la mamá una mayor comodidad, sino única y exclusivamente del médico.

No son pocos los expertos que consideran que la postura boca arriba no es la más adecuada.

Dar la opción a la mujer de dar a luz en cuclillas, en el agua o como más cómoda se sienta, va a costar años de adaptación hasta que toda la comunidad médica esté unánimemente a favor.

Los médicos que tienen experiencia con los partos en el agua afirman que los bebés nacen más serenos, tienen un mejor desarrollo muscular y un sistema inmunológico más eficaz.

Una de las cuestiones que más preocupan a las mujeres que van a dar a luz en el agua es si tanto la madre como el bebé pueden adquirir infecciones. Los médicos explican que antes de sumergirse en la bañera, la madre se asea a fondo y, al igual que en los partos en quirófano, recibe un enema de limpieza, por lo que no existe la posibilidad de defecación.

Otra gran precaución de higiene es un agua esterilizada, además las posibles bacterias, afirman los médicos, se diluyen en la bañera, disminuyendo la posibilidad de infección.

Está demostrado que el parto en un medio con agua caliente, disminuye el dolor, ejerce un efecto relajante y reduce la compresión de los tejidos y del abdomen. Además provoca el reblandecimiento de los tejidos, con lo cual se evitan desgarros y se favorece la circulación sanguínea, ayudando a una mejor oxigenación del bebé.

La dilatación cervical también se ve facilitada y con ello la expulsión del recién nacido. El calor relaja los músculos produciendo una sensación de relax, bienestar y confort, a la vez que ayuda a que el útero se contraiga con mayor eficiencia.

Otro punto a favor del parto en el agua es que el padre se involucra activamente, sintiéndose útil y parte del proceso del nacimiento de su hijo y proporcionando apoyo y ternura a su mujer.

Es interesante saber que el bebé no es separado de su madre y que el inicio de la lactancia es muy rápido, lo cual significa la oportunidad de transmitirle anticuerpos a través de la primera leche materna, estimulando a la vez la contracción del útero y el cese del sangrado.

La posibilidad de poder adoptar, dentro de la bañera o piscina, las posiciones más variadas, instintivas y naturales, como por ejemplo en cuclillas, facilita la rotación y el descenso porque el canal del parto aumenta su diámetro.

Según los médicos el papel principal del agua es ayudar a la madre durante el proceso de dilatación, pero también es un factor sumamente importante en el ámbito psicológico, dado que se halla en un ambiente acogedor, íntimo y relajado. La embarazada elige el tiempo que desea permanecer en la bañera, pudiendo salir en el momento del parto si así lo desea; no es necesario que el bebé nazca en la piscina.

Si surgen complicaciones, como en cualquier otro parto, se la traslada inmediatamente al quirófano.

Dar a luz en el agua cuesta dinero, dado que no está cubierto por la Seguridad Social. El precio oscila alrededor de 1200 euros, que cubre la intervención quirúrgica, si fuera necesaria.

 

VER MÁS SOBRE EMBARAZO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar