Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CAMINAR EN EL EMBARAZO

Ahora te encuentras en el momento cumbre de tu embarazo, sentirás algunas incomodidades pero aprenderás a sobrellevarlas. Tu cuerpo aumentará su volumen rápidamente y se producirán cambios en tu centro de gravedad, porque llevas más peso en la parte delantera y te reclinas hacia atrás para mantener el equilibrio. Esta sobrecarga sobre los músculos de la espalda puede ocasionar dolores.

 

Para evitar el malestar, siéntate con la espalda derecha, no uses zapatos de tacón alto y utiliza preferiblemente una silla dura con respaldar. Cada vez que debas inclinarte, hazlo con el dorso derecho y para levantarte, empieza desde las rodillas, a partir de una posición de cuclillas. Evita levantar pesos siempre que puedas.
Otra molestia muy común en estos meses, es la hinchazón en los pies y los tobillos debido a la retención de líquidos. Si la situación es recurrente y aguda visita a tu médico, pero antes practica los siguientes consejos:
-Masajea tus pies para aliviar la fatiga, pero nunca sobre las varices. Repite varias veces movimientos circulares y ascendentes.
- Elige una dieta desintoxicante durante un día entero y una vez a la semana. Es adecuado que te alimentes sin sal y combines armónicamente los espárragos naturales, cebollas y alcachofas, aderezados con hierbas aromáticas y una buena cantidad de perejil. También puedes consumir piña, fresa, pera, manzanas verdes, té y café con leche con azúcar.

Manifestaciones vasculares
Los calambres y las várices suelen ser dos síntomas bastante frecuentes. El primero ocurre usualmente en el tercer trimestre y se cree que se debe a una deficiencia de calcio y/o un aumento del fósforo sérico.
Una deficiente irrigación en las extremidades inferiores propicia los calambres, por lo que se recomienda el uso de medias de várices. Durante un ataque muy agudo es prudente la flexión del miembro afectado y que –simultáneamente- otra persona ejerza presión en la planta del pie.
El uso de bolsas de agua caliente, el masaje en la zona afectada o pararse sobre una superficie fría son remedios caseros muy efectivos. Se aconseja una dieta rica en alimentos con altos contenidos de calcio como los granos, vegetales, leche y productos derivados. Mientras persistan los síntomas, deben evitarse los comestibles -con elevados niveles de fósforo- como las carnes y rojas y el pescado.
Las várices consisten en la dilatación de las venas superficiales y profundas de los miembros inferiores. Se pueden observar claramente en la piel y pueden doler o no.
Existe una predisposición genética para padecerlas y empeoran cuando permaneces de pie largas jornadas, tienes embarazos múltiples y el embrión es corpulento.
Como prevención te proponemos usar medias especiales durante todo el día, descansar con las piernas elevadas y no cruzar las piernas cuando estás sentada. Siéntate con frecuencia, para que no aumente la presión intraabdominal.
Las hemorroides son distensiones de las venas hemorroidales ocasionadas por los cambios vasculares, a los que se agrega el estreñimiento que también es muy frecuente en las embarazadas.

 

VER MÁS SOBRE EMBARAZO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar