Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CIRUGÍA DE CATARATAS

Antiguamente, las cataratas se operaban sin implante de lente intraocular, lo que ocasionaba un defecto de refracción de unas 12 dioptrías de hipermetropía, esto obligaba al uso de unas gafas positivas ( de aumento) muy gruesas a los pacientes sin defecto de refracción previo. Cuando esta intervención coincidía con una miopía de gran magnitud, esta disminuía en doce dioptrías lográndose en este caso un efecto refractivo beneficioso.

 

Actualmente, con la implantación de una lente intraocular previamente calculada, en el mismo lugar que ocupaba el cristalino, pueden corregirse miopías e hipermetropías previas de cualquier potencia. El astigmatismo no se corrige con lentes intraoculares, por la posibilidad de que la lente rote buscando su posición definitiva, esto solo se utilizara para una extracción de catarata, o bien extracción del cristalino claro. Los pasos de esta importante intervención son: Incisión corneal de pequeño tamaño ( 3mm).

La anestesia que se usa en estos caso es la tópica, mediante instilación de colirios. En algunos ocasiones puede indicarse anestesia peribulbar mediante inyecciones alrededor del globo ocular.

Después de la cirugía se indica una pauta postoperatoria con tratamiento de colirios anti-inflamatorios y antibióticos, cada 8 horas por tres semanas. Para controlar la presión ocular se recomiendan algunos anticuogulantes.

Las complicaciones de esta operación son 3: Intra-operatorias, postoperatorias precoces, y postoperatorias tardías.

INTRAOPERATORIAS:
La intervención no transcurre según los pasos previstos y obliga a modificar la cirugía. La más importante es la rotura de la cápsula posterior, con pérdida de humor vítreo. Se trata mediante vitrectomía anterior ( extracción de vítreo) e implante de lente intraocular bien sea en el saco capsular, delante de él ( en sulcus), o incluso delante del iris (en cámara anterior). Otras complicaciones, dada la alta seguridad de la técnica habitual, son extremadamente raras, incluida la hemorragia expulsiva de muy mal pronóstico para la visibilidad del ojo.

POSTOPERATORIAS PRECOCES:
Aparecen en los días siguientes a la cirugía y esta se divide en dos partes que son la endoftalmitis, y la cistoide. La endoftalmitis que es la inflamación intraocular, bien sea infecciosa o no. A pesar de una correcta cirugía y unas exquisitas medidas de esterilidad e higiene operatorias aparece con una frecuencia de alrededor del 0.5% de casos, para estos casos requiere de un potente tratamiento anti inflamatorio y a veces antibiótico, en algunos casos ocasiona la pérdida de la visión.

El cistoide, supone una inflamación localizada de la mácula o centro de la retina esto puede suceder incluso en ojos correctamente operados e impedir la total recuperación de la agudeza visual.

POSTOPERATORIA TARDIAS:
La opacificación de la cápsula posterior del cristalino, que quedaba transparente por detrás de la lente intraocular. Al ser tejido vivo, puede proliferar opacificándose y ocasionando una pérdida paulatina de visión. Se resuelve fácilmente perforando dicha cápsula con láser YAG ( capsulotomía posterior). La queratopatía bulosa es una complicación rara en cataratas operadas correctamente, y consiste en la descompensación y edema de la córnea. Produce un déficit de visión, de un aspecto azulado a la córnea y puede ocasionar dolor, obligando a veces a su resolución mediante un transplante de córnea.

El cristalino es una lente intraocular con una potencia de alrededor de 21 dioptrías, situada inmediatamente por detrás del orificio pupilar. Tiene forma biconvexa ( como una lenteja ) y está formada por fibras trasparentes dispuestas en capas superpuestas como una cebolla, rodeadas de una envoltura o cápsula.

Para esta operación se debe de realizar un chequeo que consiste en rayos x, placa de tórax, electrocardiograma, analítica hemática básica, valoración por medicina interna del estado general del paciente, e indicación de pauta a seguir en caso necesario . Debe realizarse además una biometría: es la medida de las dioptrías que debe tener la lente intraocular para que el resultado refractivo final se acerque lo más posible a 0. Se calcula a partir de la medición de las curvaturas del globo ocular y del tamaño del mismo, obtenido mediante ecografía.

Es importante que el paciente ayune 6 horas antes de la intervención y tome su medicación habitual, salvo indicación contraria por parte del médico. En pacientes nerviosos se les puede administrar un sedante.

POSTOPERATORIO INMEDIATO :
El paciente puede incorporarse, estar sentado e incluso deambular inmediatamente después de la intervención. Únicamente debe evitar grandes esfuerzos, agachar la cabeza hacia abajo y traumatismo directos sobre el ojo. Alrededor de una semana, dependiendo de su evolución podrá regresar a sus labores.

El pronóstico de esta operación es extremadamente bueno, siempre que el resto del aparato visual ( retina, nervio óptico etc.) esté indemne, mejorando por lo general en agudeza visual y en calidad de visión.

Habitualmente es una técnica que se realiza ambulante (sin ingreso en clínica).

La cirugía de la catarata es una intervención rápida, indolora, que supone unas agresión mínima para el paciente y con un índice de seguridad altísimo.

Su evolución siempre es progresiva pero en su empeoramiento puede haber periodos de estabilidad alternados con otros de rápida progresión sin que ello pueda preverse. No se han demostrado casos de regresión de cataratas.

Los síntomas de la catarata, generalmente de muy lenta instauración, son:

Pérdida de la visión de lejos, no recuperable con corrección óptica. Es el síntoma principal .

En los primeros estudios puede aumentar la curvatura del cristalino, lo que induce una miopización: Los pacientes miopes aumentan sus dioptrías, mientras que los hipermétropes las van perdiendo. Es frecuente que estos últimos noten una mejoría sobre todo en la visión de cerca. Otros síntomas ocasionales pueden se alteración de la visón dependiendo de la iluminación; deslumbramiento en condiciones de insolación etc.

Hay varios tipos de cataratas como la congénita, si existe al nacer. Puede diferenciarse entre embrionaria y fetal según se produzca durante la primera o segunda parte de la gestación, Juvenil, Presenil,o Senil (a partir de los 65 años.)

Según su causa: 

Isiopática o de causa desconocida. Secundaria a otro proceso. Las más frecuentes son:

Traumática:
Por contusiones
Por heridas perforantes del globo ocular
Por radiaciones: infrarrojos, rayos x etc.

Metabólica:
Diabetes
Otras: galactosemia etc.

Tóxicas:
Corticoides

Asociadas a otras enfermedades oculares:
Miopía magna
Uveitis anterior (inflamación intraocular)

Asociadas a enfermedades sistémicas:

Distrofia miotónica Dermatitis atópica

Asociadas a síndromes generales:

Síndrome de Down (mongolismo) etc.

Por infección materna. ( en cataratas congénitas)

Rubéola

Toxoplasmosis

El tratamiento efectivo de la catarata siempre es quirúrgico. A pesar de haberse postulado diferentes tratamientos medicamentosos con colirios o vía oral para estacionar o regresar en lo posible las opacidades, la eficacia de los mismos no ha podido ser comprobada, habiendo caído en desuso.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar