Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿CÓMO SE PRODUCE UN ATAQUE DE MIGRAÑA?

Como explica el dr. Feliú Titus en su libro Vencer la migraña (ed. Oxigen), 'la migraña es una alteración biológica transitoria, no un problema psicológico, que se da en personas cuyo sistema nervioso tiene un menor umbral de respuesta a ciertos estímulos'.

 

Se produce cuando, el cerebro envía unas señales a ciertos receptores cerebrales que, a su vez, controlan los vasos sanguíneos que lo rodean. En respuesta a todo ello, los vasos se contraen y luego se dilatan, y acaban alterando los tejidos circundantes... y ya podemos decir que tenemos un ataque de migraña en toda regla.

El 30 por ciento de los migrañosos presentan aura, es decir, una serie de alteraciones neurológicas que suelen preceder al ataque y que han sido la causa del 'halo misterioso' que ha rodeado siempre a esta dolencia. Pueden ser alteraciones visuales (visión de bandas luminosas, destellos, pérdida transitoria de visión, visión doble, en mosaico o en blanco y negro...); sensitivas (hormigueo, pérdida de sentido del tacto); motoras (pérdida de fuerza en un lado del cuerpo e incluso hemiplejia transitoria...); del habla (dificultad para articular palabras, transposición de sílabas...) y también confusión, pérdida transitoria de la memoria, desorientación, vértigo... Si, en la mayoría de los casos, la migraña no incluye aura, hay también pacientes que experimentan lo contrario, es decir, aura sin migraña. Y saberlo supone un gran alivio para ellos, que atribuían esos síntomas a problemas mucho más graves.

¿Cómo puedes identificarla?

Es recurrente y crónica; la frecuencia de los ataques -que indica la severidad del problema- puede variar de cinco o más al mes, a cinco en toda la vida.

El dolor es pulsátil, punzante u opresivo, pero nunca leve.

Empeora con el esfuerzo físico.

Tiene un claro componente hereditario que predispone a padecer el problema.

Cambiar la idea de 'calmar el dolor' por la de 'prevenir el dolor' supondría salir de ese círculo vicioso, angustioso e incapacitante.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar