Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

CONSEJOS PARA EVITAR EL DOLOR DE ESPALDAS

La espalda es un área especialmente vulnerable al estrés, la falta de ejercicio y las malas posturas. 

 

Si usted observa por un momento a las personas que se mueven a su alrededor, notará que generalmente van deprisa y no dedican un cuidado especial a su forma de caminar; es mas, lo hacen de manera desgarbada, su espalda es gibosa, hunden la cabeza entre sus hombros y su mirada difícilmente se levanta del suelo.

El cuidado de la Espalda

El cuidado de la espalda debe hacerse desde dos puntos de vista; el de la belleza y el de la salud.

El primero tiene que ver sobre todo con la piel de esta importante y sensual zona del organismo, la cual hay que procurar mantener suave, acariciable y libre de impurezas y malformaciones,

En cuanto a la salud, lo fundamental es adoptar una postura adecuada, manteniendo la columna derecha, la cabeza alta, no inclinada hacia atrás, los hombros recto, el pecho erguido, el vientre igualmente recto y la pelvis horizontal.

El estrés,  la mala postura y la falta de ejercicio son factores que afectan con facilidad esta delicada y vital área del cuerpo.

La espalda es vulnerable

La espalda no está en capacidad de soportar grandes esfuerzos:  Estos podrían acarrearle dolorosos espasmos que pueden llegar a confundirse con fracturas o enfermedades mucho más graves.

Por otra parte, al igual que los muslos y las caderas es una de las zonas más propensas a sufrir celulitis;  por esto, no espere a la aparición de los primeros síntomas:  Prevenga la celulitis dándose masajes diariamente con un guante de crin para activar la circulación y destruir los nódulos de grasa, agua y toxinas, depositados sobre todo en su parte baja.

Es indispensable protegerla también de los rayos solares;  si bien es cierto que una espalda broceada luce espectacular, el sol debe tomarse con moderación; de lo contrario, un color hermoso puede fácilmente convertirse en una quemadura perjudicial para su piel. Para evitar daños irreparables, tome las medidas pertinentes.

Claves para una buena Postura 

Para mantener una buena postura no es necesario que usted permanezca rígida, con la espalda totalmente recta, cosa difícil de conseguir,  pues esta es una posición antinatural.  La clave esta en una perfecta alineación, es decir, la espalda debe curvarse ligeramente hacia adentro en el extremo superior, sobresaliendo a la altura de los hombros, para volver a proyectarse hacia adelante por detrás del estómago, concluyendo en otra pequeña curva afuera en el extremo inferior.  Recordemos que la forma natural de la espalda es la de una  S doble.

Todas las curvaturas le dan a la espalda mayor fuerza y flexibilidad desde el punto de vista anatómico y le permites resistir los golpes y movimientos bruscos.  Hay que tener en cuenta, además, que los dolores son el resultado de desviaciones provocadas por una postura incorrecta.

La limpieza de la espalda

Debido a su ubicación, muchas veces es difícil asear la espalda como es debido.  Afortunadamente el mercado ofrece múltiples elementos que hacen más sencilla esta tarea.  Los consejos que ofrecemos a continuación les serán de gran utilidad en la limpieza de su espalda.

    Para lavarla utilice un guante, una banda de crin o un cepillo con cerdas muy suaves, pues la piel de esta zona es muy sensible. Esta limpieza puede efectuarla dos veces a la semana, mientras que los otros días puede hacerlo con una toallita; use siempre agua tibia pues el agua caliente tiende a deshidratarla.

    Aplíquese siempre después del baño una crema hidratante; puede pedirle a alguien que se la unte o bien extenderla con una esponja con cabo, o cepillos especiales para está.

    Cuando siente su espalda áspera, exfóliela.  Para este proceso sí necesita de otra persona que le ayude a aplicar la loción y a retirarla después.

Consejos para la espalda

    Es importante tener en cuenta que la mayoría de los problemas de columna vertebral se originan en la cama:  un colchón mal escogido puede ser el mayor enemigo de su espalda.  Busque uno que sea cómodo pero firme.

•    En el momento de conducir, adopte una posición cómoda aunque no demasiado relajada y ajústese bien el cinturón.

•    Para lograr una piel suave y tersa puede aplicarse un peeling compuesto por azúcar, leche cortada o yogurt y el jugo de una naranja; frote la mezcla y luego retire con agua o peeling de albaricoque.

    No olvide masajear su espalda con guante de crin para estimular la circulación y evitar que se formen depósitos de grasa o haga su aparición la celulitis.

    Nadar de espaldas, caminar o montar en bicicleta, así como los aeróbicos debajo impacto, son ejercicios excelentes para fortalecer los músculos de la espalada.

    Trate de no cargar objetos innecesarios en su bolso; aunque no lo crea, el sobrepeso y la falta de equilibrio al caminar hacen que uno de los hombros empiece a inclinarse hacia abajo, creando serios problemas. Para ello le aconsejamos lo siguiente: Antes de salir de su casa, mírese al espejo con los hombros descubiertos y coloque sobre uno de ellos su cartera con lo que acostumbra  llevar; si nota los músculos del cuello tensos en la parte que se unen con los hombros usted lleva demasiado peso; trate siempre de equilibrar la carga a ambos lados.

    Si su trabajo le exige permanecer mucho tiempo sentado, asegúrese de que la silla tenga un espaldar que soporte bien el peso de su espalda; no olvide levantarse de vez en cuando, cambiar de posición, caminar y estirar tanto los brazos como los músculos de la espalda.

    No utilice zapatos de tacón extremadamente altos  estos acarrean desviaciones en la columna vertebral y fuertes dolores musculares.

    Su espalda es muy delicada y no debe forzarla innecesariamente; al cargar las bolsas del supermercado, por ejemplo, hágalo equilibrando el peso, y cuando se le caiga un elemento al suelo no se doble completamente: Flexione las rodillas y recójalo sin hacer ningún movimiento brusco.

    En caso de presentar un dolor permanente o agudo en la columna, visite al médico antes de autoformularse algún ejercicio. Recuerde que cuanto más deje avanzar el mal, peores serán las consecuencias.

 

VER MÁS SOBRE LA SALUD DE LA ESPALDA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar