Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

ZARAGOZA, ESPAÑA

Cualquier ruta que se emprenda por Aragón es casi seguro que comenzará, o terminará, en Zaragoza. Un destino que va más allá de la jota, el Pilar y la buena mesa, que esconde otros tesoros como la Iglesia de Santa Engracia, el Palacio de Condes de Luna o el de la Aljafería, entre tantos otros. Y fueron los pinceles de Velázquez y Mazo los que plasmaron el ambiente de Zaragoza, una vista magnífica que ya supieron apreciar en el siglo XVII dos maestros de la pintura.

 

Zaragoza fue, en tiempos antiguos, Cesarea Augusta, y ya por entonces encandilaba a los numerosos visitantes que se acercaban a uno de los pulmones de la España de antaño. Por entonces, ya era una bella ciudad situada a orillas del Ebro, de hermosas casas de ladrillo y con numerosas iglesias. El célebre escritor Benito Pérez Galdós también quedó maravillado de sus barrios, sobre todo el de las Tenerías, del que dijo "traía a la imaginación los recuerdos de la dominación arábiga. La abundancia del ladrillo, las ventanuchas con celosías, la completa anarquía arquitectural, aquello de no saberse dónde acababa una casa y empezaba otra".

Un recuerdo, el de Galdós, que ha traspasado los siglos, aunque de estas palabras sólo se aprecia, en la actualidad, la veracidad en los barrios antiguos, el de las estrechas callejuelas y hermosos palacios renacentistas, las numerosas torres mudéjares, las catedrales y las recoletas plazas.

Todo itinerario por Zaragoza debe comenzar por la Plaza de Aragón, actual centro geográfico de Zaragoza, donde se encuentran los edificios de la facultad de Medicina y de Capitanía. También se encuentra el patio de la Infanta, que tiene un encanto especial. Hacia la Plaza de España, por el Paseo de la Independencia, se encuentra una de las visitas imprescindibles, la iglesia de Santa Engracia, toda una joya del Renacimiento y en cuya cripta se encuentran sepulcros paleocristianos de los Innumerables Mártires.

El bullicio y el calor del risueño carácter maño se encuentran en el Coso, una de las calles de mayor tradición de la ciudad y toda una arteria del barrio antiguo. Muy cerca se encuentra otra joya de esta ciudad, el palacio renacentista de los Condes de Luna, que hoy es la Audiencia, con patio y artesonados típicos de la arquitectura aragonesa. Otro centro de actividad es el Mercado Central, visita indispensable donde, además, se pueden encontrar algunas delicias de su gastronomía.

Hacia la Plaza del Pilar
Antes de llegar a la visita imprescindible a uno de los tesoros de la capital aragonesa, vale la pena admirar el pasado de esta ciudad, las murallas romanas, cerca del Mercado, además del torreón de la Zuda, auténtica atalaya del río Ebro.

En la Plaza del Pilar los visitantes se pueden pasar horas ante el conjunto arquitectónico del que tantas veces se ha hablado al referirse a Zaragoza. Y no es para menos, ya que se concentra desde la Basílica, donde se encuentra el valioso retablo de Damián Forment, además del palacio de la Lonja y la catedral de La Seo, con la imperante huella del gótico en su interior, barroco en el coro y mudéjar en la fachada de su lateral derecho.

El interior de la Seo merece un capítulo aparte, sólo por la belleza del retablo gótico del altar mayor, producto del arte de Juan de Suabia y Pere Johan, además de los más de setenta tapices franceses y flamencos de la Seo, tejidos en Arras y en Bruselas, además de bocetos de Goya y Bayeu, ideados para las cúpulas del Pilar.

Iglesias, palacios y torreones
Detrás de la Seo se encuentra el Arco del Deán, de bella factura gótica, justo el comienzo de un recorrido de callejuelas que encandilarán al visitante, por su tranquilidad y la cantidad de antiquísimas tabernas para tomar un aperitivo, como buen ejemplo es el conocido Mesón de Faustino. De la belleza de las torres mudéjares que guarda Zaragoza merece la pena la de Santa Magdalena.

Cerca de la Plaza de San Miguel, hay un enfrentamiento arquitectónico de mucha fuerza. Por un lado, la iglesia barroca del Seminario de San Carlos; por otro, la Casa de los Morlanes, palacio renacentista con singulares balcones.

Otras visitas de interés son la iglesia de San Gil, el palacio de Torrero, hoy sede del Colegio de Arquitectos, así como el entrañable rincón de la plaza de Santa Cruz, donde se encuentra el palacio de los Pardo, convertido en Museo Camón Aznar.

Otro rincón de interés reside en la estrecha calle del Temple, donde están el torreón de los Fortea y el palacio de los Argillo, hoy museo Gargallo, y la iglesia de San Felipe, con las bellas columnas salomónicas.

El palacio de la Aljafería
El palacio de la Aljafería es una de las más importantes huellas del arte musulmán en España. Del siglo XI, construido por la familia Beni Hud, pasó por las más variadas manos: desde los reyes de Aragón, para lo que sufrió una reforma, hasta los Reyes Católicos, renovado de nuevo, y transformado, posteriormente, en sede de la Inquisición y en cuartel de Infantería por último. Es un palacio de enorme belleza que guarda como una de sus joyas esta ciudad situada a orillas del Ebro; un palacio admirable por sus magníficos almocárabes, sus capiteles cincelados, yeserías y artesonados de casetones.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar