Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

ZALDIERNA, ESPAÑA

Zaldierna es una pequeña aldea que caminando despacio se recorre de punta a punta en apenas diez minutos. Sin embargo, no por ello deja de ser necesaria una guía. Cada una de sus calles os mostrará todo el encanto de una aldea rural de montaña, con sus casas sólidas de paredes de piedra y sus anchos muros. Algunas de ellas, de tan juntas, apenas dejan pasar la luz del sol e invitan al recogimiento. Otras, anchas y luminosas, nos conducen a la plaza de la Iglesia de San Sebastián, enmarcada por sus tilos centenarios. La calle del Río, la calle del Molino, la Fragua, el Horno... Sus pisos empedrados os llevarán un siglo atrás, cuando el tiempo y las vidas se medían por los ritmos de la naturaleza.

 

La aldea de Zaldierna se encuentra en medio del valle del alto Oja. Es un valle relativamente pequeño de aproximadamente veinte kilómetros de longitud total desde su entrada por la villa de Ezcaray hasta la cima de La Cruz de la Demanda. Aunque más exactamente deberíamos considerar a este bello municipio como su salida, dado que el Oja nace en la Sierra de la Demanda y discurre hacia el este en busca del Ebro. Aquí debajo podéis ver en panorámica la bella imagen del Oja a su paso por Ezcaray y la vista excepcional que nos ofrece la montaña de Santa Bárbara, justo a los pies de su ermita.

Si seguimos en su descenso el curso del río Oja, iremos descubriendo un valle que poco a poco se va separando, dejando a sus márgenes laderas empinadas de abruptas pendientes. Actualmente y debido a la despoblación de los años 60 del siglo pasado y también a la normativa europea sobre la producción de leche de vaca, encontraremos que los antiguos cercados de cultivos, desde cereales de altura a la rica huerta, han dejado paso a extensas zonas verdes donde pacen las vacas. Ganado vacuno dedicado enteramente a la producción de sabrosa carne.

El río Zambullón, afluente del río Oja, divide la aldea de Zaldierna en dos partes asimétricas. Siguiendo su corriente, la margen izquierda es la más grande de las dos, quedando a la derecha el conjunto de la Iglesia de San Sebastián y el edificio del horno, al margen de algunos edificios más. Este río Zambullón, también conocido como Aia, es el que pasa bajo los puentes que unen la iglesia con el resto de la aldea.

Los rincones de la aldea de Zaldierna

  • El horno de Zaldierna
    Igual que otros edificios de la aldea, era el horno un lugar público y comunal donde los vecinos hacían pan para toda la semana. El bien más preciado, la levadura, era guardado por diferentes familias de manera que siempre quedara para poder seguir haciendo pan.

     

  • La Iglesia de San Sebastián y el Arenal: la Plaza de los Tilos
    Es sin ningún género de dudas el lugar más destacado de Zaldierna. Construcción del siglo XVIII, ha sido declarada por la Comunidad de La Rioja como patrimonio artístico, y nada más llegar ofrece al viajero una imagen inconfundible, con su puente de piedra y sus fuertes paredes amuralladas. La iglesia ha resistido el paso del tiempo y ofrece aún hoy en día un aspecto imponente, con sus muros altos, sus árboles frondosos -tilos mayoritariamente- flaqueándola y su vista elevada sobre la aldea y sobre el valle del Oja. Su mirador ofrece unas tomas ideales y un lugar especialmente adecuado para reposar y pensar.

    Para su construcción se utilizó mampostería en tímpanos y muros, y se dejó para la bóveda y los estribos el sillar y el sillarejo. Está formado por un arco de medio rebajado, realizado con pequeños sillares de tosca labra que arranca de estribos fabricados con el mismo aparejo (40 y 35 cm). La bóveda es de 2,90 metros y la rosca presenta dos dovelas irregulares de distintos materiales, entre los que abundan la pizarra. El resto de la obra, tímpanos y pretiles, el material empleado ha sido la mampostería, que aguas arriba ha sido reforzada con mortero de cemento durante el pasado siglo XX.

     

  • Los tilos de la Plaza del Arenal
    Estos árboles tienen una historia especial: fueron plantados por los niños de la escuela de Zaldierna en los primeros años de la década de 1930. Celebraban entonces ya "La fiesta del árbol" y los niños se encargaban de cuidarlos. Hoy la mayoría de aquellos niños ya no están con nosotros y los que quedan son ancianos venerables que nos recuerdan su historia. Hoy en día todavía existen algunos de aquellos tilos. Ya no se pueden abrazar con los dos brazos debido a lo grandes que se han hecho.

     

  • La escuela de Zaldierna
    A pesar de que muchos niños y niñas tenían que perderse días de escuela debido a que eran necesarios en las tareas del campo y con los animales, esta escuela ha dado instrucción durante muchos años a todos los pequeños de Zaldierna. Clase única, desde los más mayores a los más pequeños, compartían un único maestro que les enseñaba. Todos los niños que lo fueron durante la primera mitad del siglo pasado, con edades entre los 6 y los 14 años, pasaron por este edificio -hoy casa particular- para aprender.

     

  • El molino de Zaldierna
    Es el molino otro lugar de importancia para la aldea. Según nos indica Joaquín Giro Miranda en 'Memorias de un pastor riojano. El pan en La Rioja': "A principios de siglo se ha constatado la existencia en la cuenca del río Oja de molinos comunales o de 'adra', voz que significa 'turno' y que Merino y Urrutia cita en las aldeas de Posadas, Azarrulla, Zaldierna, Urdanta, Altuzarra y Ayabarrena, donde se ha sustituido el viejo rodete de piedra o de madera por el de hierro. Al perderse estos molinos en las aldeas tuvieron que moler en Ezcaray y Valgañón, al igual que los vecinos de Zorraquín".

    El molino de Zaldierna estaba en sus afueras, a pocos pasos de su salida pasando por delante de la escuela.

     

  • La fuente de "El Solano"
    Hasta que hace muy pocos años Zaldierna no se dotó de unas instalaciones modernas de agua corriente, con unos depósitos en condiciones, lo habitual en la aldea era recoger el agua de las fuentes. En medio de la aldea destaca la fuente de "El solano". Servía para dar de beber a los animales y también a las personas quienes, sobre todo en verano, acudían a ella a llenar los botijos y los barriles de la fresca y rica agua que manaba. Y que también hoy sigue manando.

 
  • Para ampliar información: Asociación de Amigos de Zaldierna

  • Para alojarse en Zaldierna: Casa Rural Río Zambullón

  •  
     
    Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

    Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar