Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

VILAFRANCA DEL PENEDÈS, BARCELONA

La ruta que emprenderemos nos llevará desde Vilafranca del Penedès, lugar vinícola por excelencia, hasta llegar a Montblanc, municipio que todavía conserva cierto aire medieval.

 

Vilafranca del Penedès es una localidad famosa por sus bodegas, especialmente la comarca del Alt Penedès, en la que destaca la cantidad y calidad de sus cepas. Pero también merece un elogio la capacidad comercializadora y exportadora de las empresas que han hecho posibles sus vinos y cavas, y que han conseguido que la denominación de origen Penedés se conozca en todo el mundo. No debemos dejar de visitar "Bodegas Joan Sardà", "Bodegas Pinord", "Miguel Torres" o "Segura Viudas".

La Fira del Gall
El recuerdo de la Fira del Gall de Vilafranca del Penedès se pierde en la noche de la historia. Antiguamente, Vilafranca había tenido dos ferias de aves, la de Santo Tomás, el 21 de diciembre, que se sigue celebrando y otra en el mes de agosto, cuando se habían acabado las tareas de la siega y batida de los cereales y como pórtico de las fiestas de celebración de la cosecha.

Lo cierto es que la Fira del Gall fue languideciendo al comienzo de la década de los años sesenta del siglo pasado, eclipsada por la importación de aves venidas de América, de engorde fácil y de sabor insulso, pero de un precio mucho más barato. A mediados de los años ochenta, la Fira del Gall no es más que unas pocas paradas, confundidas en la abigarrada oferta del mercado semanal que no para de crecer. Las razas autóctonas, como el soberbio Gall del Penedès y el Ànec Mut del Penedès, casi quedan extinguidas.

Entonces es cuando el Patronato Municipal de Comercio y Turismo se hace responsable de la revitalización de la Fira. La respuesta es casi inmediata y constante año tras año, la Fira del Gall no para de crecer en número de paradas, actividades y visitantes. Pronto se hizo necesario cambiar la ubicación de la Fira, que se desplazó a la Rambla de Sant Francesc, donde actualmente sufre el mismo mal debido al impresionante incremento de público.

Hoy en día, la Fira del Gall es una de las actividades de más envergadura y, paralelamente con la Festa Major, la que atrae un más elevado número de visitantes.

De esta comarca catalana se tienen referencias históricas desde el neolítico. En tiempos no tan remotos la civilización ibérica creó asentamientos tan importantes como el de Olérdola, el cual se consolidó y amplió durante la conquista romana debido a su posición estratégica, ya que estaba atravesada por la Vía Augusta. La dominación árabe fue breve, sin embargo, y a lo largo de la reconquista cristiana esta tierra se convirtió en avanzada del Condado de Barcelona ante las tierras musulmanas. En el siglo XI destaca la figura de Mir Geribert, señor de Olérdola, que colonizó la zona, se rebeló contra los condes y luchó contra los sarracenos. De esta época nos quedan numerosos castillos, como el de Subirats, ya en ruinas.

Un viaje al medievo
Finalmente nuestro camino terminará en Montblanc, municipio tarraconense de origen medieval a orillas del río Francolí. Esta villa fue fundada en el siglo XI, y con el tiempo se convirtió en el lugar de reunión de las Cortes castellano-aragonesas. Su conjunto medieval fue considerado Conjunto Histórico-Artístico y sus mansiones y casas señoriales son verdaderas obras de arte.

Del conjunto medieval de Montbanc destacan sus murallas, del siglo XIV y cuidadosamente restauradas, que sirven de escenario a la representación de la leyenda de San Jorge en plena Semana Medieval, que se celebra en abril. Observar el tramo de muralla situado junto al mercado central de la población es trasladarse a la Edad Media. Y es que los muros, las torres y las almenas aún huelen a mortero, y las piedras mantienen el polvillo de recién pulidas. Se trata, éste, del tramo que el Ayuntamiento ha reconstruido a imagen y semejanza del estado que presentaba en la época medieval.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar