Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

SALAMANCA, ESPAÑA

Salamanca es una de las pocas ciudades privilegiadas de la geografía española que cuenta con dos magníficas catedrales, la vieja, de estilo románico, y la nueva, realizada en el Gótico final. Su contemplación en horas relajadas, durante la noche, despierta épocas nostálgicas de antiguo esplendor.

 

Ambas se entremezclan en el mismo espacio físico formando un interesante conjunto monumental. La elegancia y la sobriedad del Románico quedan patentes en los muros cargados de historia de ésta, su Catedral Vieja. Si además somos amantes de la fotografía deberemos aproximarnos hasta el llamado Patio Chico, lugar en el que se obtiene la mejor imagen de la Catedral de Santa María y de sus altivos ábsides románicos.

Externamente, la Catedral Vieja parece más pequeña frente a la construcción gótica; pero una más sosegada contemplación nos permitirá adivinar las caprichosas formas que adoptan, máxime si se examina por la noche. Este monumento cargado de historia tuvo la fortuna de salvarse de la destrucción absoluta al proyectarse la construcción de la nueva catedral gótica.

Es un magnífico ejemplo de la arquitectura modernista de finales del siglo XIX. La Casa Lis fue construida por iniciativa de Miguel de Lis, industrial salmantino, y en las obras intervinieron arquitectos de la talla de Joaquín Vargas. La construcción se inició en la fachada sur y en el año 1905 la fachada norte ya estaba concluida. El Ayuntamiento lo salvó de una ruina segura y hoy sirve de Museo Art Nouveau y Art Decó.

El uso de las instalaciones ha sido cedido a la Fundación Manuel Ramos Andrade para la exposición de sus obras. Cuenta con 20 salas con diferentes obras, sala de investigación y biblioteca, zona de descanso y tienda. La colección de porcelanas y la de muñecas gozan de reconocido prestigio en el ámbito internacional. Su majestuoso exterior continúa invitando a la reflexión y al estudio de sus esmeradas formas que se muestran altaneras en cada palmo de esta cuidada fachada.

La Real Clerecía o Iglesia del Espíritu Santo es una fundación de los reyes Felipe III y Margarita de Austria, de principios del siglo XVII. La primera piedra se puso en el ángulo derecho de la iglesia en el año 1617 y las obras no concluyeron hasta casi finalizado el siglo XVIII. En el año 1767 el edificio fue repartido en tres lotes: iglesia y la sacristía para la Clerecía de San Marcos, una de las alas para los Irlandeses y el otro ala para el Seminario Conciliar, hasta que fue cedido a la Universidad Pontificia en el año 1940.

Preciado tesoro

La iglesia y todo su conjunto monumental han sido confiados a la tutela y custodia de ésta, por la Diócesis de Salamanca. El pasado más remoto y la historia más sentida de Salamanca se guardan como un preciado tesoro entre sus muros. Es precisamente en su interior donde se han formado ilustres personajes de la talla del cardenal Cienfuegos, el orador Tirso González, el escritor José de Isla, el vasco Manuel Larramendi, etc.

Su contemplación nocturna permite al espectador maravillarse por la gracia compositiva de su monumental y trabajada fachada principal.

Seguimos nuestros pasos por esta adusta villa salmantina en dirección a la histórica universidad de esta ciudad milenaria. Su patio de escuelas se encuentra en el más absoluto silencio, lejos del bullir del estudiantado que ya ha dejado las aulas para guardar el merecido descanso antes de regresar a la jornada frenética de estudio, de idas y venidas por los pasillos y corredores por las diversas estancias de la universidad y lejos de los duros y azarosos exámenes.

Este magnífico patio, ahora silencioso y cautivo, fue realizado entre 1609 y 1611, según autorización real de Felipe II y a tenor del proyecto presentado por Juan Gallo de Andrada. La fachada de la Universidad de Salamanca aparece dividida en tres cuerpos y ha sido considerada como uno de los ejemplos señeros del plateresco salmantino.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar