Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

BRUSELAS, BÉLGICA

Bruselas, sede de la Unión Europea y de otros organismos internacionales como la OTAN, se caracteriza por su historia y a la vez incipiente modernidad. Una ciudad que mira al futuro, con un alto nivel de vida y que representa uno de los destinos más atractivos para los europeos.

 

Capital de Bélgica, situada junto al río Senne (hoy en día soterrado), y comunicada por canales con Charleroi y Amberes, y con el Mar del Norte por el canal Willibroek, tiene una población superior a 1.100.000 habitantes.

Iniciamos el recorrido por los lugares más destacados de la ciudad, el centro de esta lo constituye la Grand Place, una plaza que fue en otra época un mercado medieval y que hoy en día se encuentra rodeada por las casas de los gremios y por edificios de estilo renacentista flamenco, siguiendo el estilo del equilibrio y la armonía barrocas.

El edificio del Ayuntamiento de estilo gótico también se encuentra situado en esta plaza, en ella ocurre algo muy curioso. Todos los veranos de los años pares queda tapizada con lo que se conoce como "Tapis de Fleurs", una alfombra multicolor de begonias de 1.860 metros cuadrados.

Bruselas destaca sin duda por su patrimonio artístico y cultural. El turista puede visitar el edificio de los Museos Reales de Bellas Artes, donde se encuentran reunidos los mejores tesoros artísticos de todo el país. En el Museo de Arte Antiguo se puede contemplar una importante colección de pintura de maestros flamencos, con obras de los grandes pintores holandeses de los siglos XV al XIX, como Rembrandt, Frans Halsm Jacob Jordaens y la pintura flamenca de Van Eyck.

El Museo de Arte Moderno expone la pintura y escritura de los siglos XIX y XX, con obras de Courbet, Gaughin, Delacroix y Dalí, y de los surrealistas belgas, Magritte y Delvaux. El símbolo que caracteriza a la ciudad lo representa el conocido como Manneken Pis. Una fuente de bronce con la forma de un niño desnudo y que fue realizada en 1619 por Jérome Duquesnoy. Esta figura ha sido robada varias veces pero más tarde repuesta. En el Museo de Grand Place se encuentran 345 trajes y uniformes con que visten a la figura infantil. Existe, además, desde 1985 una réplica de la figura pero en versión femenina que se conoce con el nombre de Jeannette Pis, y que se encuentra situada también muy cerca del ayuntamiento.

Otro símbolo muy característico de la ciudad es el Palacio de Justicia, construido entre 1866 y 1883 por encargo del rey Leopoldo II. Este edificio, realizado por el arquitecto Joseph Poelaert, tiene una cúpula más grande que la de San Pedro del Vaticano.

La ciudad también se caracteriza por sus jardines. En la zona norte, en el barrio de Laeken, se encuentran los jardines botánicos y los invernaderos del Chàteau Royal, llenos de las plantas tropicales traídas del Congo. En este lugar, además, se construyeron dos edificios de estilo oriental, un Pabellón Chino, que alberga una importante colección de porcelana, y una Pagoda japonesa, ambos traídos de la Exposición Universal de París de 1900.

Con motivo de la Exposición Universal celebrada en la ciudad en el año 1958 se conserva el Atomium, construido para dicha ocasión. Este monumento representa una molécula de hierro aumentada 160.000 millones de veces. La estructura del monumento es de acero y el exterior del mismo de aluminio. La altura es de 110 metros y tiene nueve esferas cuya longitud de diámetro es de 18.5 metros.

La Iglesia de Santa Catalina, patrona de los pescadores, fue construida en 1854. Rodeando a esta iglesia se encuentra una plaza adoquinada y los muelles que recuerdan la época en que por la ciudad pasaba el río Senne. En estos muelles, construidos entre 1878 y 1911 se respira el espíritu de la época en que el puerto formaba parte de la ciudad.

La gastronomía belga siempre ha gozado de una importante fama. La carne y el pescado suponen la base de la cocina belga. Las patatas fritas, y el chocolate son alimentos preferidos por los belgas, así como sus conocidos gofres que se han popularizado en todo el mundo. El plato típico son los mosselen (mejillones) que se cocinan con vino blanco y se sirven con una buena ración de patatas. En la ciudad además de la cocina de allí, sus calles están llenas de restaurantes italianos, turcos, americanos, españoles, irlandeses o griegos.

Cerca de Bruselas

El que viaja allí puede recorrer también otros lugares muy cercanos como la ciudad de Brujas. Capital del Flandes occidental, se constituye como una de las ciudades medievales mejor conservadas y tiene un elevado interés turístico y cultural. En ella se puede recorrer a pie sus calles observando la Iglesia de Notre Dame, realizada con ladrillos en el siglo XIII, donde se conserva la obra en mármol de Miguel Angel Buonarroti, "Madona con el niño". También la plaza del mercado, (centro de la ciudad) donde se encuentra una torre de 88 metros de altura llamada Belfort y que se encuentra junto a la lonja.

Una visita a estas ciudades es, sin duda, para todo aquel que las realiza, una oportunidad magnífica para conocer lugares llenos de historia, arte y encanto.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar