Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

AMSTERDAM, HOLANDA

Van Gogh, Rembrandt, pero también el Barrio Rojo y los Coffe Shops, son algunas de las atracciones que nos ofrece una ciudad pequeña pero con el suficiente encanto como para convertirse en uno de los destinos preferidos de miles de visitantes cada año.

 

Amsterdam es una de las capitales más bellas y mejor conservadas de toda Europa. En ella convive la tradición con la modernidad, el provincianismo y el cosmopolitismo. Además, la ciudad es muy acogedora con sus visitantes y, para los jóvenes, posee muchísimas cosas para hacer y descubrir. Para muchos, sin embargo, sus museos y galerías de arte son razón suficiente para emprender viaje a tierras holandesas. Es una ciudad pequeña y, aunque el sistema concéntrico de canales puede despistar al principio, es bastante fácil orientarse en ella y encontrar lo que te interesa.

Para empezar a recorrer Amsterdam, lo mejor es comenzar por la plaza Dam, el punto central de la ciudad medieval, y que conecta al norte, siguiendo la abigarrada Calle Damrak con la Estación Central, punto de partida y llegada de todos los trenes que comunican Amsterdam con el resto del país. Asimismo frente a la estación se encuentra la más grande estación de tranvías que recorre los cuatro puntos cardinales de la ciudad. En esta zona podemos apreciar lo mejor de la bulliciosa vida de sus habitantes y el famoso Barrio Rojo, uno de los barrios de prostitución más famosos del mundo. Su nombre se debe a que los garitos se anunciaban con un farol rojo en la entrada, costumbre que aún permanece. En él se exhiben las prostitutas a través de las ventanas de las casas en un efecto verdaderamente impactante sobre todo si se hace de noche. Normalmente, al menos en verano, esta zona está llena de gente por lo que no hay problemas de recorrerla al anochecer.

Si volvemos a la calle Danmark, podremos disfrutar de un maravilloso paseo en barco por los canales, en el que podernos hacernos una idea de lo que es la ciudad.

Amsterdam este

En la parte este de la ciudad está el antiguo barrio judío, en el se puede visitar la casa de Ana Frank. En su interior no quedan mas que las paredes por lo que la visita tiene riqueza sentimental más que material. Esta zona es muy bella y las casas y calles son muy agradecidas para pasear.

El ambiente que registran las plazas de Leidseplein, Mountplein, RembrandsPlein y Waterloo Plein en el verano es realmente atractivo. Llenos de animación, desde las terrazas la gente contempla un gran muestrario de actividades al aire libre, algunas de ellas de extraordinaria calidad.

En Waterloo Plein hay un rastro todos los días donde se puede encontrar cualquier cosa. Allí cerca, en Jodenstrasse se encuentra la casa de Rembrand, hoy convertida en museo. En los alrededores de Leidsplein está el centro de animación de Amsterdam. Las calles están llenas de restaurantes, bares y Coffe Shops, éstos con un permanente olor a hachís.

Al norte, en la calle Prins Hendrik Kade en los diques del mar se encuentra el Museo Marítimo. Aquí se puede ver un barco del S XV así como los edificios que en su día albergaron la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, el mayor centro comercial del mundo occidental del siglo XV.

Amsterdam Moderno

Salir de las zonas anteriormente descritas equivale en Amsterdam a introducirse en otro mundo totalmente diferente, donde se puede apreciar la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad.

Un poco más al sur de la Leidseplain se encuentra la zona de Museos entre los que destaca el Rijks Museum y el Museo Van Gogh. El Rijks es uno de los museos más importantes del mundo y vale la pena ver los cuadros de Rembrant y los de Veermer.

Qué comprar

Si quieres hacer compras que realmente merezcan la pena en Amsterdam, prepara tu billetero, porque lo que te recomendamos adquirir no es barato, precisamente. En la ciudad de los canales, merece la pena comprar diamantes directamente desde cualquiera de los talleres que se encuentran anunciados en las guías turísticas o en las mismas fachadas de las calles. Además de enseñarte el proceso de fabricación, los precios, al ser venta directa, son más ventajosos que en las tiendas y es posible regatear.

Otro objeto de interés es la bella porcelana de Delft. Aunque se ven por todos los sitios, son contados los que tienen porcelana certificada por la Real Fabrica o por artesanos de calidad. Te darás cuenta de si son auténticos o no porque el precio de una pieza con certificación es muy alto.

¡Ah! Otra de las cosas que no debes perderte es el mercado de las flores de Amsterdam, famoso en el mundo entero por la belleza que irradia el lugar. Está situado en el Singel, entre la cima del Leidsestraat y la Torre Munt.

 
 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar