Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

AROMATERAPIA Y FITOTERAPIA

Las plantas alegran la vida no sólo como elementos decorativos, sino que desde tiempos inmemoriales se han utilizado de forma curativa. La aromaterapia y la fitoterapia basan sus principios en el poder curativo y balsámico que tienen estos seres vivos.

 

La fitoterapia puede definirse como una manera de mejorar la salud mediante el empleo de las plantas con propiedades medicinales o sus derivados. Esta doctrina utiliza los llamados fitofármacos y los productos herbarios.

Los fitofármarcos son una serie de plantas medicinales y sus derivados, que ostentan el nombre de medicamento o que en su defecto han demostrado suficientemente su eficacia y seguridad para el tratamiento de determinadas enfermedades. Por otro lado, los productos herbarios están elaborados con plantas medicinales cuyas propiedades beneficiosas se basan en la tradición, y cuyo uso se encuentra en la práctica cotidiana de la mayoría de la gente, como por ejemplo, la manzanilla para los trastornos intestinales o la tila como tranquilizante.

La mayoría de las plantas tienen alguna propiedad beneficiosa para la salud y la curación. Por ejemplo, el orégano es recomendable para la inapetencia, las diarreas o disminorreas. Y su uso tópico está indicado para afecciones como la sinusitis, otitis, heridas o úlceras.

También tiene cualidades beneficiosas el famoso ginseng, que a parte de su indicación correspondiente a la disminución de la lívido, es bueno para estados de estrés, ansiedad, inmunodeficiencias, fatiga física y psíquica.

Seguimos enumerando algunas de las plantas con las que nos relacionamos comúnmente, por ejemplo, el cardo que es aconsejable para la hepatitis, estados en los que se requiera un aumento de la diuresis y afecciones genitourinarias. La remolacha es ideal para la cirrosis, la prevención de la arteriosclerosis, la anemia o la fragilidad capilar. O la calabaza, que aparte de ser una verdura espléndida puede ser un gran combatiente contra los parásitos intestinales y el insomnio. Podríamos seguir así hasta agotarnos, así que por último hablaremos del rosal, óptimo para el acné, la faringitis, conjuntivitis y úlceras cutáneas.

Pero las plantas no sólo nos pueden ayudar a mejorar nuestra salud, sino que además estéticamente son unas aliadas muy prácticas. Desde la antigüedad se habla de la cosmética natural.

En Egipto se utilizaba el polvo de hena para tintar el cabello, las uñas y las palmas de las manos y los pies, o el khol que se utilizaba para pintar las cejas y los ojos. También se utilizaban perfumes de sencilla elaboración, debido a que la destilación no estaba descubierta, como el kyphi, perfume sagrado que era usado en el embalsamamiento del faraón. Esta esencia estaba hecha con mirra, ciprés, canela, enebro, miel y pasas maceradas.

Los egipcios también eran muy aficionados a los aceites aromáticos, los cuales utilizaban para suavizar la piel y como componente del baño. Sus principales ingredientes los encontraban en resinas olorosas, en la madera, en el sándalo...

El arte de la aromaterapia
Otra antigua doctrina que ahora está muy de moda es la aromaterapia, que es la denominación moderna que se da al arte milenario de cuidar al ser humano mediante los aromas. Diversas investigaciones científicas afirman que los olores llegan directamente al sistema límbrico en el cerebro, encargado de regular los procesos emocionales y físicos, y se ha comprobado que determinados aromas tienen efectos terapéuticos.

En la aromaterapia se utilizan básicamente aceites esenciales que promueven el bienestar del cuerpo, la mente y las emociones. Y pueden llegar a aliviar dolores como los menstruales o tener efectos estimulantes o sedantes. Los aceites esenciales son sustancias odoríferas volátiles de las plantas, se pueden encontrar en finas vesículas situadas en las células vegetales de flores, frutas, cortezas, semillas o raíces y están formadas de innumerables componentes químicos

 

VER MÁS SOBRE AROMATERAPIA & FITOTERAPIA >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar