Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

EL VACIADO MENTAL EN LA MEDITACIÓN

El vaciado mental es muy necesario para que la meditación sea lo más profunda posible. Los grandes impedimentos en la meditación suelen ser esa cantidad de pensamientos que fluyen en nuestra mente y que no nos permiten escuchar nuestro interior y profundizar en nuestro espíritu.

 

1. Cuando ya estemos relajados vamos a visualizarnos frente a una vía de tren. Durante un rato observaremos el paisaje que vemos, la vía, nosotros, ... Mantén la imagen durante unos instantes.

2. Después cuando la imagen sea totalmente clara y nítida comienzas a escuchar el sonido de un tren que viene por la izquierda. Escucha como se acerca poco a poco.

3. Pasados unos instantes por fin ves el tren que oías, que se para ante ti. Te quedas observándolo durante un ratito, miras lo largo que es, su color, etc.

4. Ahora visualizas que tus pensamientos se convierten en hojas de papel. Por ejemplo, en una hoja puede estar el problema del trabajo, la factura que hay que pagar, la discusión, los recordatorios, ... Es de vital importancia que te tomes el tiempo que quieras para visualizar con total exactitud esos pensamientos que ahora ocupan tu mente.

5. A medida que los vayas transformando en hojas, los vas a ir introduciendo en cada uno de los vagones del tren. Tómate el tiempo que quieras.

6. Cuando por fin hayas metido todos tus pensamientos en el tren, observa cómo poco a poco se pone en marcha y se los lleva...

7. Ahora estás de nuevo ante la vía solitaria, pero sin ningún pensamiento que obstaculice tu meditación.

Este es un ejercicio también aprovechable cuando nuestra cabeza le está dando demasiadas vueltas a algún asunto y no nos deja descansar.

 

VER MÁS SOBRE MEDITACIÓN >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar