Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

DECORACIÓN SEGÚN EL FENG SHUI

El Feng Shui es un arte milenario que intenta conjugar la armonía del ser humano con el entorno arquitectónico que lo rodea. En una época en que la cultura occidental se acerca a la oriental en busca de prácticas como la acupuntura, los masajes o las artes marciales, para buscar un sentido diferente a su existencia y remedios a sus problemas, este arte es una alternativa al materialismo para conseguir mejorar la calidad de vida de las personas.

 

El Feng Shui nació en las planicies agrícolas de la antigua China hace 5.000 años. La traducción literal de su término es viento-agua, la razón que los chinos argumentan es que este arte es como el viento, que no se puede entender, y como el agua, que no se puede agarrar. Se basa en las teorías del pensamiento máximo chino, el I Ching, las leyes del Yin Yang y los cinco elementos vitales de la esta cultura oriental.

Para conseguir el objetivo del Feng Shui, que es el equilibrio del ser humano en su entorno, se busca conjugar los elementos de construcción, las formas, los colores, objetos y la decoración para conseguir un equilibrio entre el tiempo, el espacio y el hábitat con sus usuarios.

Así pues si el lugar donde se vive posee un buen Feng Shui, se cree que la vida de la persona transcurrirá de manera mejor en todos los aspectos, siendo los principales la salud, el dinero o el amor. Estas creencias pueden ser aplicadas y llevadas a cabo tanto en las viviendas como en los lugares de trabajo. Para entender este arte hay que conocer la cultura china.

Esta parte de la idea de que todo cambia y evoluciona y que nunca se está estancado en el tiempo. Los médicos chinos creen que cuando una persona enferma, esto parece deberse a alguna cuestión o problema que hay en la vida de esa persona o en su interior, algo a nivel mental, y creen que la solución pasa por revisar estos problemas que pueden estar causándole dicho mal a la persona. Con estas creencias, que rebaten y cuestionan todos los principios empíricos de la medicina, se comprende que este arte se crea capaz de conseguir más armonía y estabilidad en la vida de las personas.

Cada vez que nace una persona según cree la cultura china, se produce un desplazamiento energético creado por la posición de los astros, que incide directamente en la vida de la persona. Las energías están relacionadas con los lugares donde se vive y cómo se vive, por ello, el Feng Shui puede ayudar a conseguir que las personas recuperen y armonicen todas sus fuerzas y energías en un espacio adecuado.

Somos el reflejo del ambiente que vivimos

El lugar que el hombre ocupa en el mundo tiene que ver con la relación dinámica entre sus energías personales y las energías que moldean el medio ambiente y la naturaleza que rodea al ser humano. Las acciones de los hombres tienen que estar encaminadas a conseguir este equilibrio entre hombre y naturaleza. La cultura china cree que los seres humanos somos el reflejo y que el producto es el medio ambiente en que vivimos.

Sin embargo, esta práctica no ha de concebirse como la panacea a los problemas de los seres humanos, porque no es ninguna práctica milagrosa, ni la única solución. Aún así, si se saben manejar los conceptos de manera adecuada, si se puede conseguir un cambio de rumbo en la vida de uno. En la actualidad el Feng Shui se practica en todo el mundo, con un mayor desarrollo en Hong Kong, Malasia, Singapur y Taiwan. Aunque su origen está en la cultura china, ésta perdió el conocimiento de éste tras la Revolución Cultural cuando se produjo un abandono de la cultura tradicional china que quedó en segundo plano.

En Europa y Estados Unidos últimamente está teniendo éxito esta práctica como algo diferente y alternativo a lo que ofrece la materialista y consumista cultura occidental.

Los cinco elementos

Este concepto se utiliza en todas las filosofías chinas y también en el Feng Shui. Estos elementos: la madera, el agua, el fuego, la tierra y el metal, se combinan en dos ciclos, uno constructivo y otro destructivo. En estos ciclos los elementos van generándose o destruyéndose los unos a los otros sucesivamente. Por ejemplo, en el destructivo, el agua destruye al fuego, que funde el metal, y este a su vez, corta la madera que agota la Tierra y absorbe el agua.

Esto influye en las creencias y la cultura de este país oriental y en la disposición de los elementos dentro del hábitat siguiendo las técnicas del Feng Shui.

 

VER MÁS SOBRE FENG SHUI >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar