Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

EL VESTIDOR EN UNA CASA

El vestidor en una casa, es un verdadero lujo si tienes espacio para uno, y has de sacarle el máximo partido, para que te sea lo mas cómodo, confortable y bonito posible

 

Estas habitaciones, situadas generalmente al lado del dormitorio, son el sistema de almacenamiento más completo y ventajoso, además te desahogará el resto de los armarios y evitarás cambios de temporada.

Destacamos principalmente dos características:

Máxima capacidad
Dadas sus amplias dimensiones, estos espacios te permiten almacenar con un orden minucioso desde las prendas de vestir y los accesorios a la lencería de la casa, las maletas…
Comodidad
Asimismo, además de almacenar la ropa, estos espacios nos ofrecen la oportunidad de vestirte y desvestirte con completa libertad.
Para ello no podrán faltar algunos objetos básicos como un espejo de gran tamaño, un galán de noche y una butaca o puf.


Proyecta el espacio de los distintos accesorios
Antes de afrontar la distribución interior, lo esencial es decidir cuantas personas van a utilizar el vestidor y analizar el tipo de prendas que se van a almacenar.
De esta manera podremos proyectar los diversos accesorios con unas medidas ajustadas:

Ropa corta: las camisas precisan un hueco entre 60 y 75 cm. de altura y un espacio de 2 cm. para evitar posibles roces y arrugas
Prendas largas: los abrigos necesitan una zona libre entre 1,20 y 1’50 cm. de alto, y los pantalones un módulo de 90 cm.
Jerséis y camisas: Lo mejor es guardarlos apilados en baldas extraíbles colocadas con una separación de unos 30 cm. de altura.
Complementos: Se deben situar en cajones o bandejas de 10 o 20 cm. de fondo.
Zapatos: En módulos con baldas de 35 a 40 cm. de alto y separados de la ropa.

Modelos de vestidor
Una vez conocidos los requisitos para que el vestidor sea realmente cómodo y sabiendo cuantas personas van a utilizarlo, procederemos a la planificación del mismo.
La planificación estará condicionada por la superficie disponible, en este caso 6 m2, de los cuales hay que reservar 90 cm2 libres de estantes, barras o cajones para moverse con soltura.
Te proponemos tres opciones de vestidor para que elijas la que mas te guste o mas cómoda te parezca:

Diseño en L: Este modelo es aconsejable cuando tenemos un gran espacio. Evitando así los módulos cerrados y situar el vestidor en dos paredes para localizar cualquier prenda a simple vista.
Con forma de U: Utilizar tres de las paredes que tiene la habitación es la opción mas aconsejable, ya que proporciona un espacio de almacenamiento interrumpido y muy practico para elegir la ropa
En dos frentes: Cuando el vestidor es compartido por dos personas, este tipo de distribución resulta extremadamente útil, pues permite destinar un frente a la ropa y accesorios de cada una de ellas.

Soportes
Una vez elegido el tipo de vestidor que mas se adecue a tus circunstancias, has de tener en cuenta cómo colocar los accesorios.
En el mercado existen múltiples soportes que facilitan la distribución interior y mantienen el armario en perfecto orden.

Cajones: sitúalos siempre en la zona baja de tu vestidor. Son imprescindibles para prendas pequeñas.
Baldas: Aprovechan muy bien el espacio y tienen la ventaja de que todo esta a la vista. Lo mejor es que sean extraíbles para permitir un fácil acceso a la parte posterior.
Separadores: Estos accesorios mantienen la ropa interior o los calcetines en orden dentro del cajón.
Barras: Conviene disponer al menos de dos, una para prendas cortas y otra, mas pequeña, para la ropa mas larga.
Hormas verticales: Almacenan y protegen la forma original de los zapatos.
Cajas: esta es una opción muy a considerar para meter accesorios que utilizas muy poco, como sombreros o pamelas, e incluso para meter las mantas o las colchas en verano.

Todo este tipo de accesorios, y materiales que necesitas para tu vestidor, puedes encontrarlos en diferentes establecimientos, ya fabricados, para que los montes según tus necesidades y a diferentes precios.
Si los quieres más económicos, La Oca tiene estructuras metálicas con bandejas y cestas voladas.
En Leroy Merlin o Ikea las tienes de madera, con acabados claros u oscuros y en diferentes colores. De precios un poco mas elevados, marcas como Move, realizan módulos de metacrilato con retroiluminación, Interni, fabrica cajas combinando estructuras metálicas y loneta.
Estas marcas y otras las puedes encontrar en Metropolitan closet Company (Jorge Juan, 66 tfn. 902 44 60 44)
Si lo que prefieres es que un ebanista te lo haga a medida, te saldra un poco mas caro, pero tendrás la ventaja de realizarlo todo a tu gusto.

 

VER MÁS SOBRE DECORACIÓN >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar