Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿POR QUÉ NO DEJA DE LLORAR MI HIJO?

Cuando su madre se negó a satisfacer sus deseos, Marina comenzó a llorar. La pequeña había aprendido que, si insistía con su llanto, mamá accedía finalmente a darle lo que pedía. Pero, aunque sean lágrimas de cocodrilo, no dejan de decir que algo está pasando entre madre e hija: sin saber por qué, la madre se altera ante los llantos y acaba cediendo a sus demandas.

 

Se ha instalado una dinámica que resulta perjudicial para ambas. Si la actitud materna no varía, Marina se valdrá de este recurso cada vez que quiera obtener algo.

Pero no siempre, en los niños, las lágrimas son de cocodrilo. Otras veces son auténticas manifestaciones de dolor y malestar. Evidentemente, no significa lo mismo el llanto de un bebé que el de un niño de dos años o las lágrimas del chico que ya ha cumplido los 13. Si el bebé es muy llorón, es habitual y comprensible que se impaciente. Conviene entender que, como aún no dispone del lenguaje, su llanto es su forma privilegiada de comunicación y constituye todo un mensaje: es la manera de hacernos saber su malestar. No se trata de dejarlo que llore, como tanto se dice, si no de calmarnos para no intranquilizarlo más e intentar averiguar la causa de su llanto.

LLANTO CON MOTIVO

Alrededor de los dos años, a la reciente autonomía y el disfrute de una mayor libertad se contrapone un aumento de las prohibiciones que, aunque conviene que no sean excesivas, son necesarias. En la llamada edad de las rabietas, el niño está emocionalmente frágil e inestable, y sus lágrimas son la manifestación más palpable de su malestar. La paciencia y la comprensión de los adultos le ayudarán a sobrellevar esta etapa que, ciertamente, en ocasiones tampoco resulta muy fácil para los padres.


En general, el llanto de los pequeños es algo que no toleran bien los adultos. Tienden a pensar que no tiene razones justificadas, de ahí la típica frase de antaño: Ahora llorarás con motivos, que precedía a veces a algún castigo. Los padres creen además, que la causa del llanto no suele tener demasiada importancia. Parten de la idea de que la niñez es un período de la vida fácil, en el que no hay problemas, pero se trata de un error.

Como hay que actuar
 

  • Una forma de expresarse.
    Hasta que maduran y aprenden a asimilar las cosas que les ocurren, encuentran en las lágrimas un modo de expresión de lo que les angustia o contraría. Aún no disponen de los recursos que les permitirían relativizar, por ejemplo, la pérdida de un objeto. Quienes han observado a los niños pequeños saben el dolor y el desconsuelo que esto les produce. Ese hecho, que para el adulto no tiene lógica ninguna, para el niño supone una pérdida irreparable, y por eso llora con amargura.
     

  • Situación externa.
    Otras veces, el nacimiento de un hermanito es, por ejemplo, capaz de conmover el mundo afectivo del pequeño y hace que sus lágrimas estén siempre a flor de piel. Si reconocemos el dolor que lo origina, podremos darle consuelo, soportando el llanto con paciencia y serenidad.
     

  • El motivo.
    Tanto si es una forma de conseguir cosas del adulto como si se trata de un llanto sentido y sincero, debemos preguntarnos por su motivación. No se llora sin motivo. Aunque éste no sea suficiente para el adulto, para el pequeño tiene otra dimensión.

  •  

    VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

     
    Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

    Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar