Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿POR QUE NUESTROS HIJOS INVENTAN OTROS PADRES?

Seguramente, la fantasía infantil de haber sido un hijo adoptivo o bastardo no resulte extraña para algunos lectores. Bien por recordarla conscientemente desde la infancia o por haberla escuchado de un hijo o de otra persona.

 

Esta fantasía es complementaria de otra más amplia donde los 'verdaderos padres' son figuras ricas y poderosas. El niño se crea así una nueva familia, una auténtica novela.

Freud escribió un artículo llamado 'La novela familiar de los neuróticos' donde explica estas fantasías por el sentimiento de exclusión que todo niño experimenta en el transcurso de su maduración.

Separarse de los padres es fundamental para el crecimiento del pequeño, pero este proceso no está exento de dolor. En un primer momento los padres son su universo, en ellos cree y a ellos quiere parecerse. Pero, con el desarrollo, estos padres idealizados de la primera infancia serán destronados. El niño irá conociendo a otros padres y, comparándolos con los suyos, comprobará que no son maravillosos. Así los padres irán teniendo virtudes y defectos y el niño podrá ir abandonándolos como únicos amores para poder relacionarse con otras personas, fuera del ámbito familiar.

LA LLEGADA DE OTRO HIJO
Otra circunstancia que viene a romper la situación idílica inicial sucede cuando el pequeño se siente relegado o desplazado de un sitio de privilegio, por ejemplo, cuando se produce el nacimiento de un hermano.

Piensa que ha perdido el amor total de los padres y por el descontento, se inventa otros de posición social más elevada. Para formar esta fantasía, que por entonces ya es absolutamente consciente, el niño utiliza los cuentos que conoce o cualquier circunstancia que despierte su interés. Así puede creerse hijo único de unos acaudalados padres que se encargarían de dar satisfacción a cualquiera de sus deseos.

La novela familiar puede adquirir una variación en el caso del hijo menor que piensa que sus hermanos mayores no son legítimos, para ser el exclusivo y verdadero hijo de la familia.

Una novela para sustituirlos


Cuando sus fantasías son analizadas, se observa que los niños han otorgado a los padres sustitutos el mismo poderío que antes recibían los verdaderos en la primera infancia.

La novela familiar surge a consecuencia de la necesaria separación de los padres. Esta actividad fantaseadora aparece primero en los juegos infantiles y luego, cerca de la pubertad, se manifiesta en las ensoñaciones diurnas, como forma de realización de los antiguos deseos insatisfechos con los padres y de preparación para la nueva vida de relación con otros, donde los propios deseos pueden tener lugar.
 

 

VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar