Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

PASOS A SEGUIR EN EL CUIDADO DEL OMBLIGO

 

1.

Empapar la esponja de agua jabonosa y pasarla con cuidado por el cordón, con movimientos de arriba abajo (desde la pinza hacia la tripita).

2.

No sólo hay que enjabonar el cordón, sino también toda la zona circundante. Con una mano sujetamos la pinza para facilitar la limpieza.

3.

Tomar una gasa estéril, sumergirla en el agua y, a continuación, enjuagar con ella la zona enjabonada. De nuevo, hay que sostener la pinza con una mano para maniobrar mejor.

4.

Con otra gasa limpia y seca, dar toquecitos en toda el área humedecida (ha de quedar bien seca). No aplicar ningún producto: ni polvos, ni pomadas, ni antisépticos.

5.

Conviene dejar al bebé un rato con la tripa al aire, para que no quede ni rastro de humedad. El último paso es poner el pañal (no importa si el ombligo queda cubierto).

 

VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar