Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿CÓMO SER PADRES DE UN HIJO ÚNICO?

Es muy habitual oír expresiones como: 'Bueno, ya se sabe, es hijo único', 'Claro, es el del medio' o 'Es que es el pequeño de su casa'. Estas generalizaciones que, en el caso del hijo único, tienden a retratarle con dificultades para compartir con los demás, con escasa tolerancia a la frustración o con problemas de adaptación, normalmente son injustas. Porque, aunque el lugar que se ocupe en la familia tiene su importancia, no es determinante.

 

Las características que generalmente se adjudican y presuponen a quien no tiene hermanos, se encuentran en personas que sí los tienen.

EL PRIVILEGIADO

Hay autores que señalan que, más que hablar de hijo único, se debería hablar de padres de hijo único (aunque tengan varios). Éstos educan a uno de manera distinta, convirtiéndolo en el favorito, el preferido. Puede ser el primogénito, el único varón entre varias mujeres, la única chica entre hermanos varones o el más pequeño. En cualquier caso, es quien recibe todos los privilegios. Se le sobreprotege, impidiéndole experimentar, gradualmente, las frustraciones que le prepararían para la vida adulta. Cuanto más excesos de cuidados reciba, menos capacidad de adaptación tendrá para afrontar las dificultades que implica vivir. Es el niño que sufre cuando está fuera del entorno familiar porque no puede tener el mismo lugar que ha ocupado en la casa de los padres. Busca la misma complacencia y, al no encontrarla, interpreta como agresión todo lo que no se ajusta a sus deseos.

A veces, estas condiciones coinciden con el hecho de ser hijo único, pero no tanto por no tener más hermanos sino porque los padres dedican todo su tiempo y sus energías en él. Sería beneficioso para el pequeño que sus progenitores actuaran como si tuviera hermanos.

 

VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar