Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

AYUDA A TU HIJO A CRECER JUGANDO

El juego es una actividad que surge desde muy temprano. El bebé percibe con angustia la ausencia de su madre cuando desaparece por momentos de su espacio visual.

 

Para tranquilizarse, comienza a relacionarse con ciertos objetos (un trozo de manta o un peluche) llamados transicionales, que él mismo crea y que constituyen un esbozo de lo que será, más adelante, el juego simbólico. Estos objetos llegan a adquirir una importancia vital a la hora de dormir y son una defensa contra las ansiedades del pequeño cuando comienza a separarse de su madre.
 

Potenciar su inventiva

A través del juego, el niño transforma en actividad lo que ha vivido pasivamente. Juega porque le gusta y le produce satisfacción. Para los que todavía no hablan, el juego también es un modo de expresar sus sentimientos íntimos y el saber que va adquiriendo al ejercitarse.
Es importante que el niño tenga al alcance de su mano juguetes y materiales, pero darles demasiados, puede inhibir su inventiva para encontrar objetos por sí mismo y crear con ellos sus propios juegos. También es necesario que el espacio destinado a divertirse sea seguro, para ello, se deberá acondicionar un lugar del que se hayan quitado todos los objetos que entrañen algún peligro.

Divertirse y mucho más
  • MANIPULAR TODO LO QUE ENCUENTRA
    Cuando el niño cumple un año y comienza a andar, descubre juegos por sí mismo que se reducen a tocar todo lo que encuentra a su paso. Con mucha paciencia, la madre podrá enseñarle a palpar, por ejemplo, objetos variados que estén contenidos en una caja, para permitir que el niño los manipule mientras ella los va nombrando en voz alta. Es necesario que el niño perciba diferentes materiales y texturas, como la madera y aprenda a golpear, el plástico, el metal, lo suave, lo áspero...

  • PARA MADURAR
    El juego deberá adquirir la importancia y el sentido que damos a comer o dormir, su influencia será decisiva en el desarrollo emocional e intelectual para madurar con una buena capacidad creativa y de disfrute. Desde esta perspectiva, hay muchos autores que ponen en relación la capacidad de jugar del niño pequeño con la capacidad de concentración en el adulto.

  • DESCUBRIR EL MUNDO QUE LE RODEA
    La mejor manera de ayudar a un bebé a crecer como persona es el juego. No sólo porque contribuye al desarrollo motor sino porque facilita el descubrimiento del mundo que le rodea.

  •  

    VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

     
    Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

    Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar