Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

ADIÓS A LOS PAÑALES!

Todos los niños y niñas pasan por ese proceso; por consiguiente, los padres también. Esta etapa quizá resulte complicada para quienes son nuevos en el oficio de enseñar a un hijo a ir dejando los pañales.

 

El momento apropiado para que el pequeño pueda ser entrenado dependerá de él o ella, y la edad durante la cual se le pueda enseñar varía de acuerdo con cada uno. Aunque hay niños que después de los 12 meses ya están listos para aprender, por lo regular es entre los 2 y 4 años de edad.

De acuerdo con especialistas en desarrollo infantil, antes de los 24 meses de edad la mayoría no tiene la capacidad física para controlar las evacuaciones intestinales ni la orina. De hecho, pocas veces están conscientes de estas funciones corporales.

¿Cómo enseñarle?

Una vez que el niño ha mostrado interés, los padres deben apoyar esa iniciativa. Los expertos dicen que se le debe permitir vestirse y desnudarse por sí mismo.
Las expertas en cuidado infantil comentan que es importante comprarles un orinal o asiento adaptable al inodoro y explicarles para qué se usa. Para que el pequeño no sienta terror de sentarse, permítele sentarse en el inodoro con la ropa puesta.

El hecho de que animes al niño a que recoja los juguetes y los coloque en su lugar le ayudará a comprender el concepto de que cada cosa tiene que ir en un sitio.

Lo que no debes olvidar

• No uses ninguna forma de castigo físico o verbal si el pequeño tiene accidentes a la hora de ir al baño.

• No lo presiones, podría provocar que el niño se estrese y hasta tenga problemas de estreñimiento.

• El niño o niña puede usar nuevamente pañal en momentos de mucho estrés para él, eso es normal.

• Recompensarle con algún premio especial cuando use el inodoro podría poner demasiada tensión en el niño. Es mejor que le digas: Has hecho pipi en el inodoro. Debes estar orgulloso de ti mismo. Aunque en ocasiones es bueno compensarlo.

• Manten una relación positiva con el bebé durante el proceso de aprendizaje sobre cómo ir al baño.

• Cuando observes que el niño quiere hacer popó, pregúntale si desea hacerlo en el pañal o usar el inodoro.

• Los padres deben llegar a un acuerdo para evitar confusión en el niño. Además, deben mantenerse tranquilos y no obligar al pequeño a nada.


Algunos datos para tener en cuenta

  • Por lo general comienzan a controlar primero de día y luego de noche.

  • Por lo general se controla primero la orina y luego las heces.

  • Existe el shock de la primera vez, entre la primera vez que deposita su pis y/o su popó en el inodoro, y las siguientes, pueden pasar entre 1 semana ó varios meses.

  • Las nenas suelen lograr el control un tiempo antes que los varones.

  • El 90% de los niños controla esfínteres entre los 2 y 3 años sin necesidad de ser entrenados.

  • El control definitivo se da aproximadamente a los 6 años.

  • Ante cualquier situación especial es esperable que se den retrocesos. Entre los pañales y la ropa interior existen una especie de pañales de aprendizaje que son útiles para favorecer este período de transición. 

 

VER MÁS SOBRE NIÑOS Y ADOLESCENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar