Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

ACONDICIONAMIENTO FÍSICO PARA MUJERES

No todas las actividades físicas solucionan el mismo problema: Vernos un poco más gordas, más "blanditas" o menos resistentes... No todo tiene la misma "cura". Entérate cómo solucionar tu punto débil.

 

Al decidirnos a ir al gimnasio para ocuparnos de nosotras mismas, nos encontramos ante la divergencia de 2 caminos. Uno que representa el camino del acondicionamiento físico mediante las actividades que involucran de manera predominante el sistema cardiocirculatorio.
Cuando hablamos de sistema cardiocirculatorio, nos referimos al corazón y a los vasos sanguíneos; el corazón no es sólo un lugar en lo que según muchos seres humanos se guardan los sentimientos, el amor y la pasión, sino que además funciona como un órgano vital y constituye la piedra angular para el abastecimiento de oxígeno y nutrientes para todos los tejidos del organismo.

El otro camino del acondicionamiento físico es aquel que se orienta a las actividades destinadas a mantener, incrementar y desarrollar las estructuras musculares y osteoarticulares. Cuando hablamos de fortalecer las estructuras musculares nos referimos al acondicionamiento y manutención de los distintos grupos musculares. (Dicho de otra manera, todos los músculos que conforman las distintas partes de tu cuerpo.)

De todos modos, no te preocupes, que a medida que nos vayamos conociendo mejor te voy a ir contando algunos secretos para que aprendas a conocer mejor a tu cuerpo, identificando no sólo tus piernas, sino además los principales músculos que la conforman; y así sucesivamente con todas las demás partes.

Las estructuras osteoarticulares son las distintas articulaciones que conforman tu cuerpo. Entre las más conocidas, se encuentran la articulación del hombro, de la rodilla, del tobillo y de la cadera, para hablarlo en un lenguaje simple. Tanto la estructura osteoarticular como muscular, pueden ser trabajadas eficientemente en una sala de musculación mediante el trabajo con sobrecarga, o con una gimnasia de tipo modeladora. Puedes practicarlas en cualquier gimnasio. Lo más importante es que tengas bien claro cuáles son tus necesidades y cuáles son tus deseos. Conociendo de antemano tus preferencias, podrás hacer la elección correcta.

¿Trabajo en una sala de musculación o tomo clases de gimnasia?

Cuando una mujer comienza a ver que su abdomen (la pancita que quedó del verano) se vuelve más grande y más blando ...

Cuando la cintura ya no es la misma de antes y los cambios son notorios... Y las piernas, los brazos, la cola... dejaron de tener la firmeza que tenían, comienzan las preocupaciones.

Y ante la decisión de superar el contratiempo aparece la disyuntiva: ¿musculación o aeróbics? ¿localizada o aeobismo? ¿salsa o rock and roll?

Es entonces en este momento en que aparece la pregunta del millón: ¿cuáles son nuestras prioridades? ¿queremos endurecer la cola y las piernas? ¿o queremos bajar la barriga? Con lo que surgen otras como: ¿qué relación pueden llegar a tener las prioridades con el tipo de actividad que uno precisa?

Y es precisamente ahí en donde se encuentra el quid de la cuestión.

Diferentes actividades, diferentes utilidades: ¿aerobics o aparatos?

Es importante aprender a distinguir las utilidades que se le pueden dar a las distintas actividades. Para disminuir el tamaño de la cintura, por ejemplo, es preciso hacer actividades aeróbicas que difieren mucho en cuanto a los beneficios y ventajas del trabajo con sobrecarga.

Ahora, quizás, te preguntes: ¿qué son las actividades aeróbicas? Fácil, son aquellas actividades que se realizan durante un tiempo continuo (sin pausa) por un lapso mayor a 20 minutos, por ejemplo una clase de aerobics, o salir a correr por el parque. Lo más importante es que la actividad sea realizada sin interrupción. O, mejor dicho, que la misma tenga una duración mínima de 20 minutos antes de realizar la primera pausa .

Las actividades aeróbicas (correr, andar en bicicleta, nadar, caminar, practicar algún deporte) son las que, realizadas correctamente y bajo el asesoramiento de profesionales responsables, te permiten disminuir la pancita, y hacer que cuando corras no sufras de un infarto. Puedes, también, mejorar la tonicidad muscular de la cola y de los muslos. Mejor dicho, puedes endurecer esas partes de tu cuerpo que quizás perdieron un poco de firmeza (pero no obtendrás los mismos resultados que con un trabajo con sobrecarga o de musculación).

¿Qué pasa con los trabajos de musculación? En el gimnasio vas a poder encontrar soluciones rápidas y eficientes mediante un trabajo responsable con sobrecarga.

 

VER MÁS SOBRE GYM & FITNESS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar