Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

LOS OLIGOELEMENTOS AYUDAN A EQUILIBRAR NUESTRO ORGANISMO

Los oligoelementos, tan indispensables como las vitaminas, son los responsables directos de un óptimo equilibrio en nuestra salud y del armónico trabajo de cada célula dentro de nuestro organismo.

 

Los oligoelementos son unos minerales necesarios para el desarrollo armónico celular. Están presentes en los alimentos que ingerimos, pero en cantidades infinitesimales. A pesar de ello, los oligoelementos son imprescindibles para la mayoría de las reacciones bioquímicas del organismo, ya que intervienen de forma directa en la síntesis de las hormonas, en la digestión de los alimentos, en la reproducción celular y en el sistema defensivo de nuestro cuerpo. Son, por tanto, elementos nutricionales tan indispensables para el organismo como los azúcares, las grasas, las proteínas o las vitaminas.

La alimentación actual suele tener una gran carencia de oligoelementos y muchas pequeñas dolencias tienen su origen en estas carencias. En la mayoría de casos, se producen por una mala absorción provocada por sustancias que actúan como sus enemigos naturales.

Por ejemplo, tomar demasiada fibra vegetal puede impedir la asimilación de algunos oligoelementos. El estrés, la contaminación, las dietas desequilibradas y el abuso de determinados medicamentos son también enemigos acérrimos de estos minerales.

A continuación os presentamos los oligoementos más corrientes, para qué sirven y dónde se encuentran:

Zinc: Acelera la cicatrización de las heridas y participa en el buen funcionamiento de la próstata y los ovarios. Además, favorece el tránsito intestinal. Se encuentra principalmente en los cereales completos, la levadura de cerveza, el ajo, la cebolla, el germen de trigo y las carnes.

Selenio: Retrasa los procesos de miopía y neutraliza los radicales libres. Por tanto, retrasa el envejecimiento. Lo podemos encontrar en los cereales completos, la levadura de cerveza, ajo, cebolla, germen de trigo y carnes

Manganeso: Favorable contra las afecciones del sueño. Los cereales, las almendras, las legumbres, las frutas secas, los pescados y la soja son alimentos ricos en manganeso.

Cobalto: Previene la osteoartritis y es antianémico. Se encuentra en los rábanos, cebollas, coliflores, setas, carnes y crustáceos.

Magnesio: Actúa contra la irritabilidad y el cansancio. El chocolate, las almendras, los bígaros, los cacahuetes, el pan completo y la soja son ricos en magnesio.

Calcio: Imprescindible para la constitución de los huesos y dientes. Es un buen coagulador de la sangre, además de tener la capacidad de equilibrar nuestro sistema nervioso. La leche, yogures y quesos son alimentos ricos en calcio.

Fósforo: Contribuye a la formación de proteínas. Se encuentra en los pescados, los cereales y las carnes.

Hierro: Antianémico. El hígado, las yemas de huevo, las legumbres secas y las carnes son alimentos imprescindibles para mantener un óptimo nivel de hierro en sangre.

Potasio: Favorece los intercambios celulares e intracelulares. Se encuentra principalmente en las frutas frescas, en las legumbres y en los cereales.

Sodio: Actúa en nuestros músculos y aporta una hidratación correcta a nuestro organismo. Sal, queso, pan, conchas y charcuterías son productos ricos en sodio.

Yodo: Constituyente de las hormonas tiroideas, se obtiene principalmente de la sal yodada y de los pescados.

Fluor: Previene la aparición de las caries. El mayor portador de fluor es el pescado, pero también se encuentra en el agua potable y en el té.

Cobre: Previene infecciones de las zonas respiratorias, reumatismos, acelera la síntesis de la queratina y está implicado en el metabolismo del músculo.

 

VER MÁS SOBRE DIETAS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar