Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

EL LICOR ES EL PRIMER ENEMIGO DE LAS DIETAS

El licor es muy energético por lo que supone un exceso de calorías sobre las que diriamente se consumen, y ese exceso se deposita en el organismo como grasa extra.

 

El sobrepeso de la población adulta tiene gran relación con el consumo de alcohol. De esta forma, muchas personas bajan de peso con sólo eliminar las copas que de vez en cuando o a menudo se toman, pues así eliminan el exceso y no necesitan hacer dieta.

Las bebidas alcoholicas destiladas tienen un rango de 39% a 96% de concentración calórica, siendo las de mayor concentración las llamadas bebidas espirituosas.

El whiskey o el cognac, que constituyen las bebidas más consumidas por la gente después de la cerveza y el vino, tienen un 40% de concentración alcohólica y corresponden a un cena completa extra.

El vino por su parte, tiene una concentración alcohólica de entre el 8% y el 13%, lo cual es bastante moderado comparado con las bebidas destiladas. esto hace que una o dos copas de vino no afecten, pero si nos bebemos la botella entera , si resulta un exceso de caloría.

Tal es el aumento de las calorías que sufre el organismo cuando se bebe alcohol, que una botella de vino al día equivale a las calorías que aportan 3 kilos de verduras hervidas, y un litro de whiskey diario equivale a las calorías de 26 kilos de verduras hervidas.

De esta manera, es importante saber quue las bebidas alcohólicas con menos graduación de alcohol, y por lo tanto con menor nivel calórico son el vino, la sidra y -aunque parezca increíble- la cerveza. Estas bebidas ingeridas con moderación pueden significar considerables beneficios para el organismo.

El vino es en ese sentido el mejor, pues tiene poca toxicidad, es vasodilatador y contiene diversas sustancias antioxidantes. De igual manera, las conclusiones de varios estudios recientes apuntan que la cerveza posee entre sus efectos benéficos, la prevención de problemas cardiovasculares, a parte de que aporta ácido fólico.

 

VER MÁS SOBRE DIETAS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar