Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

DIME LO QUE COMES Y TE DIRÉ DE QUÉ CARECES

Nuestra dieta no es la más adecuada, según la última Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad. Varios factores contribuyen a ello: regímenes de adelgazamiento desequilibrados, reparto irracional de las ingestas a lo largo del día, abuso de la comida rápida, demasiada rapidez al masticar y un monótono repertorio de menús. Los españoles se decantan cada vez más por los alimentos que ahorran tiempo y abandonan la cocina tradicional, que queda relegada al fin de semana.

 

Ante estas evidencias... ¿por qué dejamos que pase el tiempo y no hacemos nada? La receta no es ningún misterio, aunque tampoco es universal ya que, dependiendo de factores como el peso, la edad o la actividad, se necesitará un mayor o menor aporte de determinados nutrientes. Pero existe una base estándar sobre la que se mueven todas esas variaciones: comer entre cuatro y cinco veces al día, dedicar tiempo a las comidas principales, volver a disfrutar de las verduras frescas y de las legumbres, no abusar de la carne y elegir las menos grasas.

Debemos comer pescado tres veces a la semana, beber entre un litro y medio y dos litros de agua diarios, y no olvidarnos de los lácteos (preferentemente yogures o quesos bajos en grasas). No debemos abusar de los dulces y de los alimentos preparados, hay que reservalos sólo para ocasiones aisladas. El aceite de oliva no se debería remplazar por ninguna otra grasa. Pero, por encima de todas estas pautas maestras, hay una regla aún más sabia: la variedad, que asegura el correcto aporte de todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo.
 

Acaba con los mitos sobre alimentación
 

VER MÁS SOBRE DIETAS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar