Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

DIETA HIPOCALÓRICA

En este artículo ofreceremos unos consejos útiles para perder peso sin comprometer la salud.

 

Todos los años,con la llegada del bueno tiempo, reaparece nuestra preocupación por la línea. Los tratamientos de estética, deporte y dieta son las herramientas de que disponemos para recuperar la silueta.

Independientemente de los motivos del sobrepeso, el problema reside en el desequilibrio entre las calorías que consume el cuerpo y las que se aportan con la alimentación. Si ingerimos más energía de la que necesitamos, se produce un balance calórico positivo y engordamos.

El gasto energético de nuestro cuerpo se debe fundamentalmente a cuatro factores:

-Mantener la temperatura corporal constante
-Digerir y metabolizar los alimentos ingeridos
-La actividad física de cada uno (deporte, tipo de trabajo...)
-El consumo energético de todas las células de nuestro organismo


Para adelgazar sin desnutrirte debes reducir el número de calorías, sin reducir el aporte de nutrientes esenciales para tu organismo. Esto te obliga a seleccionar con mucho cuidado los alimentos.

El aporte energético lo proporcionan sobre todo los carbohidratos y las grasas (las proteínas también pueden aportar calorías, pero su función principal es proporcionarle al cuerpo aminoácidos, para la síntesis de nuestras propias proteínas). Las vitaminas, fosfolípidos, minerales, oligoelementos, agua, colesterol, fibra dietética, etc., apenas aportan calorías.

Los alimentos como las frutas y verduras son poco o muy poco calóricas, debido a :

-Su alto contenido en agua -Bajo porcentaje en carbohidratos y grasas

La dieta hipocalórica es:

a) La más equilibrada porque quitando la reducción de calorías, todos los demás nutrientes esenciales se aportan equilibradamente

b) La más llevadera porque se obtiene una reducción de peso sin prisas pero sin pausas. Es sumamente beneficioso para tu salud y para tu dieta, que practiques moderadamente algo de deporte.

No es una dieta que produzca efectos inmediatos y espectaculares a muy corto plazo, dado que con este tipo de métodos se suele terminar en fracaso; no ayudan a modificar los hábitos alimenticios por lo que al terminar la dieta se recupera el peso inicial.

Existen alimentos que casi sólo aportan calorías y ningún contenido de todo lo demás, como el alcohol y el azúcar (además de todas las comidas elaboradas con un alto contenido en azúcar: refrescos, helados...). Si tienes sed nada mejor que el agua para aplacarla.

Las frutas y verduras son la principal fuente vitamínica y también aportan minerales.Tienen un gran porcentaje de agua (80-90%) y pocas calorías, con lo que ayudan a mantener el volumen de la dieta y favorecen la sensación de plenitud.El contenido en grasa es muy bajo, no supera el 1%, excepto las aceitunas y el aguacate. Es conveniente un alto consumo de frutas y verduras crudas, hervidas, al vapor o al horno.

Además de las grasas visibles (margarinas, nata, aceites, mantequilla) existen alimentos con un alto contenido en grasas, como por ejemplo la bollería. Se usan mucho para mejorar el sabor de los alimentos, por eso recomendamos acostumbrarse al uso de especias y plantas aromáticas en la cocina.

La sal no es recomendable porque favorece la retención de líquidos y el sobrepeso, además de aumentar en personas predispuestas la tensión arterial. Evita los fritos y cocina sin grasa al horno, a la plancha, al vapor.

Es importantísimo que no comprometas el aporte diario de proteínas, indispensable para tu cuerpo. Según la Organización Mundial de la Salud para un adulto oscila alrededor de 0.8gr/kg/día.
Elige alimentos proteicos con bajo contenido en grasas tales como la leche, quesos frescos, clara de huevo, pescado blanco, cereales, legumbres y algunas carnes. Acompaña la ingesta de proteína con una buena guarnición vegetal.

Reducir el agua durante las dietas por creer que engorda es totalmente erróneo y está contraindicado porque el agua no aporta calorías y facilita la eliminación renal y la evacuación.

Por último queremos añadir que es altamente aconsejable acudir a un especialista para que nos aconseje, sobre todo en el caso de embarazadas, niños, madres lactantes y ancianos.

No cambies drásticamente tus hábitos alimentarios sin haberlo consultado antes con un médico. La salud es el bien más preciado.

 

VER MÁS SOBRE DIETAS >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar