Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

HISTORIA DEL CEPILLADO DE DIENTES

Los primeros cepillos de dientes que se conocen se remontan a miles de años atrás. Se llamaban "palos o varas para masticar" y eran construídos con pequeñas ramitas de árbol que se machacaban para ablandarlas.

 

Uno de sus extremos se moldeba para que quedara en forma de filamentos suficientemente suaves para ser soportados por las encías. Eran herramientas ásperas cuyo efecto era muy similar al de los palillos de dientes. Algunas tribus de nativos de Australia y África aún usan estos rudimentarios cepillos para mantener limpia su dentadura.

Grecia y Roma

Las civilizaciones de la Antigüedad también tuvieron sus particulares formas de cuidar sus dientes. Plino el Joven (61-113 D.C) afirmaba que utilizar el añón de una pluma de buitre para limpiar los dientes podía producir halitosis, y sin embargo le gustaba una púa de puerco-espín porque según él "mantenía los dientes firmes".
Grecia fue, como en todo, más avanzada. Aristóteles, por ejemplo, aconsejaba a Alejandro el Grande que diera cada mañana un masaje a sus dientes con un paño fino de lino que fuera ligeramente áspero.

El primer cepillo

Fueron los ingleses quienes legaron a nuestra civilización el primer cepillo de dientes moderno. El mango estaba hecho de hueso y los filamentos se fijaban en el extremos, a través de unos pequeños orificios.

Viaje a la Luna

En el siglo XX este utensilio sencillo pero fundamental alcanzó nuevas cumbres y en 1969 viajó por primera vez a la Luna. Neil Armstrong utilizó un Oral-B Classic TM minutos antes de decir eso de: "un pequeño paso del hombre, un gran paso para la Humanidad"

 

VER MÁS SOBRE DIENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar