Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

GUÍA DE BELLEZA PARA EL AÑO NUEVO

Como en todos los ámbitos de nuestra vida, nos hemos marcado tambiñen unos buenos propósitos de belleza para este nuevo año que comienza. Esta es tu agenda de belleza para el nuevo año. Síguela y tu cara y cuerpo te lo agradecerán.

 

Enero
Para enfrentar el nuevo año, cara nueva con una limpieza profunda y un buen tratamiento anti-edad que mantenga tu piel protegida frente a las agresiones externas: viento, frío, calefacción, etc.

Cuidado con el sol de las montañas, ármate de protección solar hasta los dientes. El peligro es mayor que en la playa. Visita a tu peluquero, tal vez necesites un repaso de puntas, un tratamiento de hidratación o un baño de color con los nuevos tonos de la colección Ambar Vintage de L´Oréal Professionnel.

Febrero: Depilación impecable
Resuelve el problema del vello no deseado con los nuevos sistemas de láser, más adelante será tarde porque no es conveniente que se exponga al sol la zona tratada hasta al menos un mes.

Saca los pies de las botas y las manos de los guantes para entregarte a un tratamiento profesional de manicura y pedicura. Continúa en casa con una semana de mantenimiento a base de cremas de manos, exfoliación y mascarillas.


Marzo: otra limpieza de cutis
Ineludible, otra limpieza de cutis. Empieza a usar la exfoliación en la cara y en el cuerpo todas las semanas, el sol se deja ver y tu piel además de un factor solar urbano necesita eliminar las células muertas para prevenir las manchas.

Toma un complejo vitamínico o rico en betacarotenos para aumentar la resistencia de la piel frente al bronceado. Otra alternativa es disfrutar de los zumos naturales y las ensaladas de tomate, zanahoria, maíz, pimientos o cualquier otra hortaliza de color intenso. Piensa en el ahorro porque el mes próximo tendrás que invertir un poco más en tu cuerpo.

Abril: la hora de la dieta
Es el momento de empezar a olvidar la dieta del duro invierno y prepararse para el frugal verano. Un bono de 10 sesiones de masaje corporal con tratamiento incluido te vendrá como la seda porque el verano está a la vuelta de la esquina. No dejes todo para el último momento.

Todavía no te has apuntado a un gimnasio, pues móntatelo como quieras: tenis, natación o footing por el parque, pero tres días a la semana necesitas hacer un poco de ejercicio.

Si el estrés empieza a hacer mella en ti puedes recurrir a una escapada rápida a un balneario o centro de talasoterapia. Alterna tres sesiones de autobronceado en casa con los nuevos productos de Ambré Solaire, fáciles de aplicar y que aseguran un tono bronceado en una hora.

Inicia un tratamiento hidratante-reafirmante de rostro en tu centro de belleza para reforzar tus reservas de cara al verano. Si te queda alguna mancha del verano anterior, realiza un tratamiento de shock para eliminarla de forma definitiva. Consulta a un especialista en dermatología sobre el tipo de mancha y su tratamiento.

 

Mayo: Revisa tus dientes
Ahorra dinero para este mes porque te va a sangrar la cuenta. Pide día y hora para una consulta de estética dental, tal vez necesites un blanqueamiento para alegrar esa cara.

Si te ha sobrado algún bronceador del año pasado, tíralo a la basura porque suelen estropearse y en plena primavera no querrás tentar a las alergias.

Revisa tu arsenal de pinceles y pinturas. ¿No crees que habrá que dar un nuevo tono a ese neceser?

Para este sprint final, te serán básicos un anticelulítico mañana y noche y un buen guante de crin o sisal.

Siete sesiones seguidas de la última máquina de instituto para batir los michelines y la grasa superflua te vendrán de cine para afinar ese cuerpo.

Junio: date un buen corte
Anímate a un buen corte, es el momento. Te resultará más fácil de peinar y si decides cambiar de estilo además será divertido.

¿Qué tal si pruebas una máscara de pestañas waterproof? Es sólo para probar la experiencia de entrar y salir de la piscina sin llenarte los ojos de lágrimas negras?

Tratamiento especial para zonas olvidadas: pies, manos, rodillas, codos, cuello y escote. Siempre se quedan sin las atenciones necesarias y el sol puede causar serios estragos en ellas.

Mono-dieta o ayuno para desintoxicar el cuerpo de medio año de comida rápida.

10 sesiones esparcidas de rayos UVA artificiales o todos los fines de semana, reaplicar el autobronceador, Lancôme o Helena Rubinstein tienen productos para esos primeros días de faldas y sol.

 

Julio: la hora del sol
Nada de tumbarse a la bartola. Practica natación, voley-playa, windsurf o piragüismo. ¿Quién te había dicho que las vacaciones eran sólo para descansar?

Protección solar por el día y casi hasta por la noche. Lo mejor estar en la playa a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Mascarillas after-sun para la cara y el cabello, todo un tratamiento casero para prevenir un otoño con la melena encrespada y la piel tirante.


Agosto: Masajes en pareja
Aficiónate a los aceites de masaje en pareja: relajan los humos, suavizan la piel y prolongan el bronceado. Además, evitan que te cara se pele como una patata cocida.

No necesitas tomarte una copa de helado gigante cada día, ni atiborrarte a platos típicos. Seguro que aparte del Museo del Jamón y el bar de copas de la esquina, existen otros lugares que merece la pena visitar. No se trata de empezar una dieta, simplemente es sentido común.

Aunque tu peluquero quede a demasiados kilómetros, a estas alturas necesitarás un poco de orden en tu cabeza. Revisa el tono con Luo Color de L´Oréal Professionnel.


Septiembre: Recuperación e hidratación
La vuelta al hogar, te invita a una recuperación lenta y pausada, sobre todo porque tu economía estará de capa caída.

Intenta conservar en plan casero todo lo bueno que te has traído de las vacaciones: bronceado, relax y un cuerpo más firme. ¿Cómo? Con una hidratación de pies a cabeza. La línea L´Oréal Body-Expertise te lo pone fácil. Si tu piel es muy seca o sensible prueba Lipidiose de Vichy.

En estos momentos, tus cabellos se encuentran en el peor momento del calendario: caída estacional, cambios de color post-vacaciones y puntas abiertas y sensibilizadas. La nueva línea de Kérastase Reflection puede ayudarte a suavizar el enredo. Si tu pelo no lleva coloración, entrégate con serenidad a la gama Inné, una fuente de placer y serenidad para dar confort a la melena más apagada.

Octubre: Pequeños arreglos de estética
Es el mejor momento del año para realizar esa operación de cirugía estética que llevas tanto tiempo pensando, sobre todo si es un peeling, un tratamiento de láser o cualquier implante de relleno.

Dos sesiones de Pilates a la semana o la práctica de cualquier otra disciplina oriental como el yoga, el tai-chi o el chi-kung te ayudarán a poner el cuerpo y la mente a punto. Nada mejor para enfrentar el duro invierno.

A partir de los 40, tu piel debe cumplir con un tratamiento regenerador otoñal.

Te vendrá de perlas un tratamiento de ginseng por vía oral y sobre la piel Life Pearl de Helena Rubinstein. Con las defensas a tope, la gripe pasará de largo.


Noviembre: un baño terapeútico
Resuelve todos tus problemas dentro de la bañera. Disuelve sales, algas, aceites, leche y todo lo que te puede mejorar la piel. Mientras disfrutas, una mascarilla purificante un día y a la semana siguiente nutritiva.

Vigila tu pecho y préstale cuidados a base de ejercicios y una cosmética específica. Dieta preventiva anti-turrón.


Diciembre: con buena cara para las fiestas
Pon el dedo en el teléfono y empieza a marcar números: primero el de tu esteticista para un plan urgente de puesta a punto para las fiestas, y segundo el de “la pelu” para que no te quedes sin hora en el último momento. Intensifica el ejercicio, las comidas navideñas se tienen que quemar sudando la camiseta.

 

VER MÁS SOBRE CUIDADOS DEL ROSTRO >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar